Deportes

El anfitrión abre acciones en la Copa Confederaciones

Associated Press | Sábado 17 Junio 2017 | 00:00:00 hrs

Moscú—  Ha sido mercadeada como una especie de ensayo para la Copa del Mundo, lo que quizás haya contribuido a que algunos países, como la actual campeona del mundo, Alemania, no se la tomen tan en serio.

En cambio, la Copa Confederaciones no es ningún chiste para México y Chile, que encaran el torneo con lo mejor que tienen. La competición arranca hoy con el duelo entre la anfitriona Rusia y Nueva Zelanda en el nuevo estadio de San Petersburgo, una de las principales obras para el Mundial del próximo año en el país.

Desde medidas de seguridad hasta la tecnología de videoarbitraje, Rusia y la FIFA probarán de todo en la Confederaciones que se disputará del 17 de junio al 2 de julio en Moscú, San Petersburgo, Sochi y Kazán. Estas cuatro ciudades, y siete más, serán las sedes en la Copa del Mundo de 2018.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha insinuado que esta podría ser la última edición de la Confederaciones, un torneo ideado a principios de la década de los 90 por Arabia Saudí y que desde 1997 organiza oficialmente el ente rector del futbol mundial. Desde 2001 se realiza cada cuatro años en el país que acogerá el Mundial al año siguiente, con la participación de ocho equipos: los monarcas de cada una de las seis confederaciones continentales, el campeón del mundo y el anfitrión.

“Estamos evaluando todas las posibilidades”, expresó Infantino en noviembre, anticipando que bajo el formato actual el torneo de 2021 tendría que disputarse en pleno verano en Catar, sede del Mundial de 2022. “¿Deberíamos jugarla en junio, debería ser en noviembre? ¿Tenemos que replantearnos el formato?”.

La venta de boletos fue menor a lo que los organizadores esperaban. Chile tendrá el mayor contingente de hinchas extranjeros, un dato sorprendente tomando en cuenta que sus seguidores tendrán que viajar unos 10 mil kilómetros para llegar al primer partido de su selección, el domingo contra Camerún en Moscú.

Alemania utiliza el torneo para probar su nueva camada de jugadores. El técnico, Joachim Loew, convocó apenas a tres futbolistas del plantel que ganó en 2014 en Brasil y usará a figuras en ascenso como Joshua Kimmich (22 años), Timo Werner (21) y Niklas Sule (21).

“Es una oportunidad para que muchos jóvenes talentosos se den a conocer”, señaló Lukas Podolski, exdelantero de la selección germana que disputó la Confederaciones de 2005 celebrada en su país.

Alemania, que juega la Confederaciones por tercera ocasión, debuta el lunes contra Australia en Sochi en un partido del Grupo B, que arrancará en la víspera con el Chile-Camerún.

Dotados de la mejor generación de futbolistas de su historia, los chilenos disputan por primera vez el campeonato intercontinental gracias a la coronación en la Copa América de 2015 en su propio suelo. A esa victoria le siguió el título de la Copa América Centenario el año pasado en Estados Unidos. En ambas finales derrotaron a Argentina en la definición por penales.

Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Claudio Bravo, Eduardo Vargas y Charles Aránguiz encabezan el plantel dirigido por Juan Antonio Pizzi, quien tomó las riendas el año pasado en reemplazo del ahora timonel de Argentina, Jorge Sampaoli.


también te puede interesar

comentarios