Deportes

Trae paternidad madurez al Tri

Edgar Contreras/Agencia Reforma | Sábado 17 Junio 2017 | 00:00:00 hrs

Ciudad de México— #Maximomuchachocabrón, con esa etiqueta, Andrés Guardado llenó las redes sociales de fotografías de su hijo Máximo, quien tiene 2 años y cuatro meses, la misma edad de Luciano Ochoa, el segundo hijo de Francisco Guillermo.

Mia Moreno, la primogénita de Héctor, tiene 11 meses, mientras que Leonardo Márquez, el tercer hijo del capitán Rafael, cumplió ayer un año. Romeo Vela, el hijo de Carlos, tiene casi 7 meses. Mia Valentina Herrera, la segunda hija de Héctor, cumplió 2 años hace una semana.

Apenas hace unos años, los jugadores del Tricolor llamaban la atención fuera de la cancha, pero por sus escándalos.

El 12 de octubre de 2010, Héctor Moreno leyó una carta a nombre de todos los seleccionados en la que ofrecieron disculpas por lo acontecido tras la fiesta en Monterrey que les acarreó sanciones y expresaron su postura sobre la destitución de Néstor de la Torre. Un año después se difundieron las imágenes de Guardado teniendo cibersexo presuntamente con una modelo argentina.

En la pasada Copa Confederaciones, en 2013, el tema de la visita al table dance Termas Centaurus enturbió la concentración del equipo; hace un año y tres meses, Vela causaba polémica por ir al concierto de Chris Brown sin autorización de la Real Sociedad.

Hoy la situación ha cambiado radicalmente. No hay un día en que Guardado y su esposa Sandra de la Vega no presuman a Máximo, al grado de que el futbolista se tatuó el nombre de su hijo y acostumbra festejar sus goles besándose el brazo derecho. El “Principito” reina en el PSV Eindhoven.

Moreno, por su parte, ya alista el viaje para reforzar al subcampeón de la Serie A, la Roma. Vela ha declarado públicamente que la paternidad lo ha cambiado y exhibe un compromiso inusual con el Tricolor. Herrera es el mariscal de campo de la Selección Mexicana, mientras que el “Káiser” está empeñado en jugar su quinta Copa del Mundo.

Otros jugadores convocados a la Confederaciones, aunque no de la misma generación, también disfrutan a sus pequeños como Jürgen Damm y su hija Sofía de dos años, o el “Chucky” Hirving Lozano quien en abril tuvo a su segundo hijo.


también te puede interesar

comentarios