Deportes

Castigan al Tri, pero no a otros

Agencia Reforma | Sábado 17 Junio 2017 | 00:00:00 hrs

Ciudad de México— La dura posición de la FIFA con México por los cánticos homofóbicos contrasta con la tolerancia de la organización con Rusia y Catar.

Ambos países, sedes de la Copas Mundiales de Futbol en 2018 y 2022, respectivamente, cuentan con legislaciones que castigan severamente a la comunidad gay por su orientación sexual.

En días pasados, el organismo anunció que los árbitros podrían detener los partidos de México en caso de que sus aficionados continúen profiriendo el grito “¡Eeeh, puuuto!” en los saques a balón parado del arquero rival, durante los partidos de la Copa Confederaciones que hoy inicia.

La FIFA ya ha aplicado ocho sanciones económicas a la Federación Mexicana de Futbol por alrededor de 2.3 millones de pesos debido a la recurrente práctica de los aficionados del Tri.

Rusia aprobó en 2013 la llamada Ley contra la propaganda homosexual, que condena cualquier tipo de promoción de “relaciones sexuales no tradicionales” dirigida a menores de edad.

La legislación está redactada de una forma tan laxa que, en la práctica, supone un veto total al movimiento LGTBI y la prohibición de cualquier expresión pública de homosexualidad.

Esta represión, sin embargo, palidece frente a la de Qatar, donde ser gay es un delito.

El código penal del pequeño reino del Golfo Pérsico establece una pena de entre uno y tres años de prisión para los actos de “sodomía” entre hombres.

Reportes de organizaciones LGTBI señalan que, aunque esta legislación no tiende a aplicarse, la homosexualidad es un tabú en el país, y cualquier demostración pública de ésta es castigada.


también te puede interesar

comentarios