El Paso

Urgen a pagar adeudos de peaje en la César Chávez

Diego Murcia
El Diario de El Paso | Jueves 12 Octubre 2017 | 00:00:00 hrs

La remoción de las cámaras y líneas de cobro de peaje en el Cesar Chavez/Border Highway no exime a miles de paseños y juarenses de pagar multas atrasadas, advirtió el director de la Autoridad de Movilidad Regional del Camino Real, Raymond Telles.

“Una vez que finalicemos esta fase, debemos encontrar una manera de recolectar ese dinero”, dijo Telles, quien presentó ayer el cuarto y último informe del sistema de tránsito que por cuatro años funcionó en la carretera fronteriza.

En ese reporte, Telles presentó un estado de cuentas –de 2014 hasta 2017– con un total de 977 mil 668 dólares de ganancias y un millón 782 mil 174 dólares en gastos de mantenimiento.

La Autoridad de Movilidad utiliza actualmente las ganancias obtenidas para pagar la deuda en la que se incurrió para habilitar los carriles de peaje.

De acuerdo con el representante estatal Joe Picket, la César Chávez ha sido un fracaso. Pese a que se llegaron a registrar más de 5 mil 500 usuarios diarios en horas pico del día conduciendo por esas vías, estos conductores no representan más que el 6% de los guiadores que utilizaron esa vía rápida; el 94 por ciento restante usó los carriles sin cobro.

Es por ello que Pickett, quien se opuso a la creación de esta infraestructura, y que ha sido uno de los principales arquitectos del desmantelamiento de esto carriles, ha venido señalando que la César Chávez “ha sido una pérdida de tiempo y de dinero”.

Además, a estos números hay que sumar la deuda que se asumió al dar vida a este proyecto.

El Departamento de Transporte de Texas facilitó un préstamo de 10 millones de dólares al CRRMA.

El acuerdo dice que el CRRMA debe pagar dicho monto más los intereses, es decir, casi 6 millones de dólares. Una de las grandes inquietudes de los representantes estatales y locales es cómo se hace frente a la deuda que se generó con la construcción e implementación de estas vías preferenciales.

Ahora se sabe que la deuda será heredada al Border West Expressway.



Adeudos en el limbo

El cobro de los carriles de peaje de la carretera César Chávez/Border Freeway quedó suspendido desde el 9 de agosto. La mesa directiva de la Autoridad de Movilidad del Camino Real (CRRMA) concedió la autorización durante la sesión mensual realizada en las instalaciones de la Alcaldía municipal.

Aunque los carriles dejaron de funcionar hace casi dos meses, la CRRMA no sabe cuántas personas aún deben pagar por su uso debido al retraso en el procesamiento de datos que la entidad tiene desde que actualizó su sistema de recaudación de fondos.

Los problemas técnicos en el procesamiento de pagos por el uso de los carriles preferenciales de la carretera César Chávez del que adoleció en sus últimos días han causado un retraso de hasta tres meses de entrada de dinero en las arcas de la Autoridad Regional de Movilidad Camino Real (CRRMA). “Hasta que no se tengan esos números no sabremos nada relacionado con dinero”, explicó Telles.

Por si fuera poco, algunos usuarios que no han pagado por su tránsito sobre dicha carretera manejaban carros con placas mexicanas, y las autoridades no saben cómo hacer efectivo ese cobro.

Ya en el pasado, la CRRMA había iniciado conversaciones con el Departamento de Puentes Internacionales de la Ciudad de El Paso y con el Departamento de Policía para identificar la tecnología y los procesos que se podrían utilizar para hacer cumplir el pago, pero esta solución nunca llegó a término.



Remoción final



Por ahora, retirar las cámaras, servidores y luces del sistema de cobro de peaje de la Border Highway costará 41 mil 429 dólares. La empresa Kapsch TrafficCom USA, Inc., será la encargada de dicha actividad entre el 20 y el 21 de octubre.

Mientras tanto, TxDOT se encargará de remozar la carretera fronteriza para devolverla a su estado original antes de ser una de cobro. Finalizado esto, la entidad gubernamental se encargará de contratar a una empresa que remueva las estructuras pesadas y los grandes señalamientos que queden.

Todos los equipos (antes de la remoción) se cerrarán de manera ordenada para no dañar (eléctricamente o de otra manera) ninguno de los equipos. El equipo anfitrión en la sala de servidores se dejará en su lugar y se apagará de forma remota por el equipo de software de Kapsch TrafficCom USA, Inc.

Por su lado, el equipo que quede será removido y almacenado. El cableado que se deje tras la remoción –cubierto o expuesto– será protegido eléctricamente cubriendo todas las conexiones. Todos los conductos abiertos serán tapados para proteger contra la intrusión de elementos y/o animales.

Asumiendo que todo el equipo puede ser removido con herramientas estándar, este Plan de Desmantelamiento será programado para los dos días antes mencionados. Si cualquier equipo requiere herramientas especiales tales como antorchas de corte, etcétera, entonces el calendario y el costo pueden ser mayores.

[email protected]

 


también te puede interesar

comentarios