El Paso

Reubicarán a familias de Vivienda Pública

Luis Pablo Hernández
El Diario de El Paso | Miércoles 06 Diciembre 2017 | 00:00:00 hrs

Cientos de residentes de vivienda pública en el Sur de El Paso tendrán un año para buscar un nuevo hogar, ya que el complejo de apartamentos Rubén Salazar dejará de operar.

Este cambio se debe a que la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de El Paso (HACEP) construirá dos nuevos complejos de vivienda en el Este de la ciudad y busca reubicar a aproximadamente 180 familias que actualmente viven ahí.

Este movimiento ha ocasionado posturas mixtas entre los residentes. Por una parte tendrán la opción de vivir en nuevos apartamentos con comodidades modernas; por otro, algunos tendrán que mudarse de un lugar que han llamado hogar por décadas, además de todos lo cambios que eso conlleva.

“Este no es un desalojo y tenemos bastantes opciones, la gente debe aplicar. Para mí como madre soltera con tres hijos ha sido una bendición la vivienda pública”, dijo Dolores Díaz, presidente del concilio del complejo Salazar. 

Mediante una serie de reuniones organizadas a principios de año por representantes de HACEP, se le presentaron a los actuales residentes de estos apartamentos una serie de opciones.

Serán reubicados a los dos nuevas propiedades: ‘González Park Community’, un proyecto de $32 millones de dólares que será construido a la altura de las calles Rich Beem y Montana en el Este de la ciudad. El complejo contará con 153 unidades y será terminado en diciembre del 2018.

La segunda propiedad, llamada ‘Commissioners’ Corner Apartments’, se ubicará en la calle Montana y contará con 185 unidades, por aún se están planeando los pormenores del proyecto.  

Otra opción sería recibir asistencia para ser reubicados a una de las más de 20 propiedades remodeladas con las que cuenta HACEP, de las cuales 7 se encuentran en la cercanía de Salazar, como lo son Alamito Gardens, Alamito Place y Morehead, por nombrar algunos.

Familias que viven en el Salazar tienen del 28 de noviembre hasta el 31 de diciembre para aplicar para seleccionar una de estas residencias.

El proceso se hace mediante el sitio electrónico de HACEP y aquellos que no cuenten con el equipo o capacidad, podrán acudir a sus oficinas en la 5300 East Paisano, de lunes a viernes de 8 a.m. a 5 p.m.

En cuanto al destino de los 286 apartamentos dentro del complejo Salazar, que han permanecido de pie desde su edificación en 1973, representantes de HACEP afirman que hasta el momento no existe un plan definido.

“Todavía no sabemos si Salazar continuará como una comunidad para familias de bajos recursos, por que ahorita no tenemos un plan específico. Todavía no sabemos si vamos a tener otro programa en esta comunidad”, explicó Javier Camacho, vocero de HACEP.

Detallando que la comunidad de Salazar fue seleccionada porque fue identificada como una comunidad que requería de mejoras.

A finales del 2013 y principios del 2014, HACEP puso en marcha un programa de revitalización de 45 propiedades de vivienda pública que afectaría a más de 6 mil 400 unidades a lo largo de la ciudad.

Pero a falta de una opción en la que residentes puedan permanecer dentro de Salazar, la complicación de tener que reubicarse puede ser abrumadora para algunos, en especial cuando han fijado sus vidas dentro esta comunidad.

En cuanto a las preocupaciones expresadas por los residentes durante las juntas comunitarias, se encontraba la falta de transporte personal y desconocimiento del transporte público de las nuevas áreas, la proximidad de instalaciones médicas, la necesidad de reubicar escuelas o de trasladarse a las escuelas ya atendidas.

Las soluciones dependerán de las decisiones independientes de los cientos de residentes que verán sus vidas cambiadas el próximo año.

“Hay gente que ha vivido años aquí, cómo los van a reubicar a otra áreas de la ciudad que no conocen, la mayoría ya son gente grande. Hemos llevado a mi suegra a conocer otros lugares, a ella le gustaría ser reubicada en el Centro pero a veces no se puede”, dijo Javier Sánchez, quien vivió por unos años en los apartamentos Salazar y ahora está asistiendo a su suegra Antonieta Loya a buscar un nuevo hogar.

En familia están buscando una opción de vivienda publica para residentes de la tercera edad que sea de un piso y que cuente con calles que ella conozca para poder maniobrarse, “no es un proceso difícil pero lo importante es cómo se va sentir ella”, comentó.

[email protected]


también te puede interesar

comentarios