Espectáculos

Eliminado, castigado, pero bendecido

Natalia Piña/El Diario | Martes 14 Noviembre 2017 | 00:00:00 hrs

A pesar de haber sido eliminado de ‘MasterChef México’ y castigado por el obispo de Ciudad Juárez, José Guadalupe Torres Campos, el párroco Roberto Luna se encuentra feliz, satisfecho, y, sobre todo, bendecido por la oportunidad de haber participado en el reality show durante 12 episodios.

La travesía culinaria del padre, quien tiene 20 años ejerciendo su labor sacerdotal en la localidad, llegó a su fin este domingo tras presentar unos tamales en chile rojo ante los jueces: Adrián Herrera, Benito Molina y Betty Vázquez, quienes calificaron su platillo como ‘plano’.

“No le cambiaría nada al plato, yo lo volvería a hacer igual. Es una receta de casa y obviamente es ‘plana’ porque vivimos en una región desértica, acá en el sur le ponen muchas cosas, pero este es mi cocinar”, expresó Luna –vía telefónica- para El Diario de Juárez.

El sacerdote de 46 años, mejor conocido como Beto Luna, atendió ayer varias entrevistas en la Ciudad de México, y hoy, partirá rumbo a Cozumel, Quintana Roo, para acudir a un retiro espiritual durante cinco días por órdenes del obispo.

“Pues a mi me mandaron porque me dijo el obispo que me hace falta y ahí voy”, comentó el padre entre risas y agregó: “Y es que la verdad yo me siento feliz y agradecido con Dios, fortalecido porque es una cosa bien fregonsota, una satisfacción muy grande el estar en Master Chef, todo el aprendizaje estuvo muy padre”.

Luna, oriundo de Chihuahua y criado en Ciudad Juárez, platicó que él nunca esperó ocupar uno de los 18 lugares que irían tras el máximo galardón, e inclusive, que los chefs le comentaron durante las episodios que no sabían como había llegado hasta ahí.

“Yo no esperaba llegar hasta donde llegué, yo pensé que quedaría eliminado cuando aún estábamos los 54. Yo gané llegando hasta donde estoy porque la cocina de MasterChef es un corazón que late, una experiencia de vida, el reto más grande siempre fue mantenerme contento y alegre”, expresó.

El padre también afirmó que durante su estadía en el programa siempre mantuvo una relación de respeto y de admiración con los jueces a pesar de sus comentarios, y que aprendió bastante de todos los consejos que ellos le otorgaron.

“La experiencia la quiero compartir como una experiencia de vida, nunca hay que doblarse ante los retos, hay que echarle ganas, ¡fierro!; todos los días la vida te una caja sorpresa y tu tienes que aprender a trabajar con ella, así es la vida”, añadió.

Después de su participación en ‘MasterChef México’ y de su retiro espiritual el párroco regresará a Ciudad Juárez para continuar sirviendo en la parroquia Corpus Christi, ubicada en el suroriente de la ciudad, y a la comunidad en general.

Su primer acto de beneficencia será el sábado 9 de diciembre, día en el que apoyará una recaudación de fondos para el mantenimiento de la iglesia Jesús El Salvador, donde él cocinará en dos ocasiones: De 9:00 de la mañana al medio día ofrecerá un desayuno; y de 1:30 a 4:30 de la tarde,una comida.

“El mayor aprendizaje que me llevo de esta vivencia es el de relacionarme y cocinar sin prejuicios, siempre estar abiertos a cualquier tipo de situación, a relacionarme con la raza”, concluyó.

Divino recorrido

Roberto Luna quedó seleccionado para participar en el programa de cocina en octubre del 2016 durante un casting realizado en la ciudad, al que el padre acudió por motivación de una familia devota de la parroquia donde oficia misa.

Para su audición el sacerdote presentó un ceviche de atún con sopa de coditos y un guisado de papas con carne, platos que llamaron la atención de los chefs calificadores llevándolo a formar parte del reality show.

Durante la competencia Luna estuvo acompañado por uno de sus paisanos, Rogelio Torres, originario de Jiménez y radicado en Chihuahua, quien fue el décimo participante en ser expulsado de la cocina del programa. 

A partir de su aparición en ‘MasterChef México’ el sacerdote se convirtió en una figura pública, por lo que el programa de crítica televisiva ‘La Resolana’ con El Capi, realizó una parodia de él, sin embargo, fue del agrado del padre.

“Es su estilo, su rating, en gustos se rompe el género. Ese Capi es una chulada, un bato creativo, un bato con mucha creatividad, mis respetos”, declaró.

 

De ‘MasterChef’ a Juárez

Parroquia Jesús El Salvador

Sábado 9 de diciembre

Horario: Desayuno de 9:00 a.m. a 12:0 p.m. y comida de 1:30 p.m. a 4:30 p.m.

Donativo: Desayuno 65 y comida 80 pesos


también te puede interesar

comentarios