Espectáculos

Con sabor paseño

Natalia Piña/El Diario | Sábado 02 Diciembre 2017 | 00:00:00 hrs

A través de sus voces y de su conocimiento cultural sobre México los paseños Octavio Solís y Lombardo Boyar aportaron su ‘granito de arena’ para hacer de la reciente producción cinematográfica de Disney Pixar, ‘Coco’, una historia auténtica.

En la película, que pasó a ser parte de la historia por haber tenido su estreno mundial en Morelia, Michoacán, el pasado mes de octubre,  tres de los personajes cobraron vida gracias a los actores, quienes son originarios de El Paso, Texas, graduados de la preparatoria Riverside y tienen padres de nacionalidad mexicana.

‘Coco’ es un largometraje animado que fue dirigido por Lee Unkrich, el director de ‘Toy Story 3’; y producido por Darla K. Anderson, quien ha sido productora de películas como ‘Cars’, ‘Bichos, Una Aventura en Niniatura’ y ‘Monsters, Inc.’.

La filmografía esta inspirada en la celebración mexicana del ‘Día de Muertos’ y narra la aventura de Miguel, un niño que sueña ser músico y que busca a su cantante favorito en la tierra de los muertos.

Durante las primeras escenas Lombardo Boyar interpreta a un músico, el ‘Mariachi de la plaza’, y después a Gustavo, un personaje que le ocasiona algunos problemas a Héctor, una de las figuras principales que es interpretada por Gael García Bernal.

“Hace un año me habló mi agente, me comentó que Pixar quería contactarme y me dijo: ‘No sé para qué pero vas a ir’ y yo dije: ‘Claro, es Pixar’”, platicó entre risas y después agregó: “Entonces un día llegó un carro de la empresa, me llevó al aeropuerto y de ahí a Oakland para grabar”, declaró Boyar para El Diario de Juárez en entrevista telefónica.

Lombardo, quien tiene 23 años trabajando en la industria cinematográfica y quien es la voz del pingüino Raúl en ‘Happy Feet’ 1 y 2; Lars en la caricatura de Nickelodeon ‘Rocket Power’; y el personaje principal de la serie ‘Murder in the First’ de TBS, contó que en los estudios realizó unas pruebas y después lo llamaron para darle los papeles.

“Me siento bien orgulloso de que se trate de nuestra cultura y más ahora que llevé a mis hijos a verla. Todos, bueno, hasta yo lloré, cada vez que la veo lloro porque nos recuerda que la familia es lo más importante y por eso es que la película ha tenido tanto éxito”, apuntó Boyar, de 42 años, residente de Los Ángeles, California, desde hace más de una década, y de padres Chihuahuenses.

Por otro lado, Octavio Solís de 59 años, es un escritor, director y actor de teatro y cine que vive en Oregón desde el 2015, fecha en la que se mudó de San Francisco, California, ciudad en la que vivió durante 25 años.

“Estaba realizando audiciones para actores en San Francisco y llegó el director del elenco de ‘Coco’ y me dijo: ‘Tienes muy buena voz, tu deberías ser actor’, y me hizo una oferta para un papel’”, relató Solís.

Octavio aceptó la oferta y comenzó a trabajar con Pixar en el ‘Scratch track’ de la película, que es donde los actores graban sus voces en los personajes de manera temporal, mientras se realiza el proceso de edición. Durante esta etapa el paseño llegó a realizar la voz del papá de Miguel.

“Trabajé durante tres años en la producción y al mismo tiempo me desempeñe como consultor cultural de Pixar y le di vida al Agente que aparece en la tierra de los muertos”, explicó.

Solís trabajó como consultor cultural con Lalo Alcaraz y Marcela Davison, quienes son de ascendencia latina. Ellos tres aportaron ideas y detalles para hacer de la producción una muy real y lo más apegada posible a las tradiciones mexicanas.

“Fue maravilloso que nos escucharan y que confiaran en nosotros, fueron muy generosos, y la experiencia me gusto mucho, todo me gustó, los dibujos, los diseños, las locaciones, más porque el equipo creativo quería hacer que ‘Coco’ se viera como México, que sonara como México y que fuera una película autentica”, expresó.

Para Octavio la película fue muy significativa, ya que sus papá es oriundo de Durango y su mamá de Monterrey, además de que ella se llama Socorro y le dicen ‘Coco’, tal como su a abuelita. 

“Estaba muy nervioso por el estreno, sentí como si fuera mi película. ‘Coco’ es un ejemplo de que el arte puede unir familias, ‘Coco’ es sobre la unión familiar más allá de las culturas, es un mensaje y un regalo muy especial”, concluyó.


también te puede interesar

comentarios