Espectáculos

Tuvo que renunciar a uno de sus perros

Agencias | Lunes 04 Diciembre 2017 | 00:00:00 hrs

Londres— Meghan Markle y Enrique de Inglaterra anunciaron su compromiso el pasado lunes tras poco más de un año de relación.

Un nuevo capítulo en la vida de quien hasta ahora era conocida como actriz que significa que pasará a formar parte la familia real británica, a la que sus propios miembros suelen referirse como ‘La Firma’.

Así, sus actos y palabras se estudiarán con lupa por los equipos de palacio y por miles de personas de todo el mundo, lo que supone un cambio drástico en su vida. Por ende la estadounidense de 36 años tendrá que renunciar a varias cosas tras casarse con el quinto en la línea de sucesión al trono británico.

La primera y la más obvia es que abandonará su carrera como actriz, aunque para siempre quedarán las imágenes de su participación en películas y series ‘Cuts’, ‘CSI: Nueva York’ y sobre todo, ‘Suits’, la ficción que le dio la fama.

También abandonará su vida en Canadá y Estados Unidos. Hasta ahora, Meghan Markle vivía en Toronto, ciudad en la que ha estado trabajando en los últimos años, pues es donde se rodaba la serie de abogados en la que trabajaba.

Además de familia y amigos, Markle se tuvo que despedir de una de sus mascotas más queridas. Según informó el secretario de comunicación del príncipe Enrique, Jason Knauk, mientras Guy ha viajado con ella a Reino Unido su otro perro, Bogart, se quedará en Estados Unidos.

El labrador que adoptó hace unos años vive ya con unos amigos de la exactriz, pues su edad y estado de salud no le hubiese permitido aguantar los kilómetros de viaje.


también te puede interesar

comentarios