Espectáculos

Hereda a hija carácter

Juan Carlos García / Agencia Reforma | Domingo 14 Enero 2018 | 00:00:00 hrs

Archivo/ El Diario /






Toronto— A sus 12 años, Matilda está por entrar en la adolescencia, y aunque sigue siendo la viva imagen de su padre, el desaparecido Heath Ledger, en carácter cada vez es más parecida a su madre, Michelle Williams.

La recién postulada al Globo de Oro como Mejor Actriz por ‘All the Money in the World’ percibe en su hija un poco de sí misma cuando era pequeña, aunque asegura que le salió mucho más rebelde, atrabancada y curiosa.

"¡Claro que me veo en ella! Cuando yo era niña preguntaba todo, y si no me gustaba la respuesta de mis papás, iba con amigos de la familia, con conocidos a seguir preguntando. '¿Por qué la luna brilla tanto y a veces poco?, ¿por qué siempre en las canciones existe la palabra amor?', ese tipo de cosas me intrigaban.

"Sinceramente, ella se parece cada vez más a mí en ese sentido: es rebelde y brava, tiene una personalidad muy fuerte y siempre está al pendiente de lo que hago. Le encanta juguetear en el metro, subirse a los coches y quiere tocar el claxon. Pregunta: '¿Por qué esa obra de teatro se llama así? Todo, todo lo pregunta".

Williams, quien cuenta con cuatro postulaciones al Óscar (la más reciente por ‘Manchester Frente al Mar’, en 2017), afirma que le gusta mantener en privado la vida de su hija de 12 años, pues ella no eligió tener padres famosos.

"Le encanta vivir en Nueva York, es una ciudad muy cosmopolita y con mucha variedad de todo... lo disfruta mucho, como yo. Pero ambas somos muy distantes hacia los medios porque nos gusta reservar nuestra intimidad.

"Estamos viviendo y disfrutando la etapa de cada una: yo, en mi madurez profesional, y ella, ya por entrar en la adolescencia", señala la actriz de ‘Secreto en la Montaña’ y ‘Mi Semana con Marilyn’.

Si bien no tiene un novio oficial en la actualidad (pese a que se le ha visto saliendo con un hombre en diversas ciudades de Europa), admite que espera que su familia crezca en un futuro no muy lejano.

"En 10 años quisiera tener más niños, me veo perfectamente haciendo planes escolares, preparando el lunch, acomodando libros en estantes y ordenando mi casa... Ahora ya hay más orden, pues Matilda tiene mucho sentido del orden y todo lo levanta; arregla su recámara, es muy dedicada.

"Soy niñera, me encanta estar con niños, y sí quisiera que, en algún momento, llegara ese día en que me vea a punto de ser abuela y con muchos niños en la familia".

En cuanto a lo laboral, apenas el año pasado estelarizó ‘Blackbird’ en Broadway, lo que le valió un postulación al Tony, y actualmente se encuentra en pláticas para integrarse a un nuevo proyecto teatral.




comentarios