Estado

Reprochan al Estado tolerancia a ebrios

I. Ramírez/C. Ávila/
El Diario | Domingo 18 Junio 2017 | 00:00:00 hrs

Tanto el presidente municipal como grupos de la sociedad civil reprocharon la propuesta del Gobierno estatal de permitir mayor nivel de alcohol en la sangre al conducir un vehículo.

Señalaron que la iniciativa de relajar el alcoholímetro es contradictoria a los recientes accidentes fatales en los que se han visto involucrados conductores en estado de ebriedad.

El alcalde Armando Cabada dijo que la propuesta no obedece a la realidad de Ciudad Juárez, al señalar que ese tipo de medidas se toman alejadas de los requerimientos del Municipio.

Advirtió que si el Estado aprueba una tolerancia mayor a los niveles de alcohol permitidos, el Municipio preparará una defensa legal del Reglamento de Vialidad y Tránsito.

“Ellos lo hacen a 365 kilómetros de distancia, que se vengan a vivir a Ciudad Juárez para que vean las condiciones que nosotros tenemos. Hemos puesto un reglamento ad hoc a Ciudad Juárez. Sí lo bajamos aquí, pero porque queremos generar conciencia, nada más, pero si esto implica una cuestión legal nosotros habremos de defender nuestro punto”, expresó.

La propuesta para modificar la Ley Estatal de Vialidad permitiría un grado de hasta 0.089 miligramos por litro en todo el estado, frente a los 0.075 que prevé el Municipio de Juárez en el reglamento recién modificado por el Cabildo y pendiente de aprobación por parte del Congreso.

Esto se da en el contexto de un accidente ocurrido la noche del pasado miércoles, en el que un conductor ebrio derribó una barda en la colonia Anapra arrollando a seis niños, de los cuales dos perdieron la vida.

Los niveles establecidos en la nueva reforma, dijo Cabada, son menos drásticos que los que existen en la vecina ciudad de El Paso, por lo que el Gobierno estatal tendría que tomar en cuenta la estricta medida en Estados Unidos.

“Tránsito Municipal lo administramos nosotros, depende de nosotros, no del Estado; ellos podrán hacer lo que quieran donde tienen su responsabilidad. Tendremos que entender todos que es una imposición y si es así tendremos que ver algo legal hasta donde alcanza”, dijo.

El alcalde criticó que quienes impulsan estas propuestas no son conscientes de las situaciones que se han vivido en Juárez respecto a los conductores en estado de ebriedad.

“Él vive en Chihuahua, no en Ciudad Juárez”, dijo refiriéndose al director de Vialidad y Tránsito del estado, Carlos Reyes López.

“Yo les digo vengan a Juárez cuando menos y den el anuncio acá y expliquen porqué. Tenemos que evitar que los borrachos manejen los vehículos”, aseveró.

Jaime Rodríguez Gutiérrez, presidente de la Barra y Colegio de Abogados, dijo que ante las circunstancias actuales no es conveniente esa medida e indicó que no debe depender únicamente de la norma, ya que hace falta mayor trabajo de concientización. “La cuestión es delicada y no debemos avalar ese relajamiento”, declaró.

El presidente de la Barra y Colegio de Abogados enfatizó en que no debe consentirse conducir un automóvil bajo ningún grado de ebriedad, por las responsabilidades que ello conlleva.

Hernán Ortiz Quintana, director de Ciudadanos por una Mejor Administración Pública (Cimap), dijo que si lo que se busca es evitar abusos, subir la tolerancia de bebidas alcohólicas no es la solución pensando en la vida de los chihuahuenses.

“La cantidad de muertes por manejar ebrio ha sido terrible e incrementar el grado permitido no tiene sentido”, insistió.

El director de Cimap expresó que la propuesta del Estado no promueve la concientización sobre las consecuencias que implica conducir bajo los influjos del alcohol.

Refirió que lo ideal sería promover otras formas de movilidad seguras para quienes se encuentran ebrios y evitar que tomen su automóvil.

Sin embargo, recordó que hace unos meses la intención por parte de empresarios de la Gómez Morín de ofrecer traslados a sus clientes fue frenada por el mismo Gobierno.

Teresa Almada Mireles, directora de Centro de Asesoría y Promoción Juvenil, opinó que hasta el momento no se ha visto una estrategia integral que haga reflexionar sobre los efectos de manejar ebrio.

“Es muy lamentable que no exista conciencia por parte de los ciudadanos. Se tiene que promover más”, declaró. (Itzel Ramírez, Cinthya Ávila / El Diario)

[email protected]

[email protected]



también te puede interesar

comentarios