Estados Unidos

Cerrará Gobierno de EU... otra vez

The New York Times | Jueves 08 Febrero 2018 | 22:05 hrs

responsive lightbox

Washington— Líderes del Senado, quienes enfrentan al senador Rand Paul de Kentucky, un implacable oponente, suspendieron la sesión en la cámara hasta justo después de la medianoche, admitiendo que no pueden evitar al menos un cierre a corto plazo del gobierno, el cual comenzará el viernes.

Los senadores aún esperan votar a favor de un trascendental acuerdo presupuestal en una serie de votaciones que comenzarán alrededor de la 1 a.m. La Cámara de Representantes dará continuidad a dicha acción antes del amanecer, aunque el resultado en dicha audiencia es aún menos seguro. Si la Cámara de Representantes aprueba el acuerdo, el gobierno volverá a reactivarse antes de que comience el día hábil.

Pero Paul, un republicano, habrá expuesto su postura. Iracundo por los enormes incrementos en gastos en el meollo del acuerdo presupuestal, el senador postergó su aprobación por horas exigiendo que se realizara una votación en torno a una enmienda que mantendrá intactos estrictos topes de gastos que el acuerdo presupuestal elevará.

“La razón por la que estoy aquí esta noche es para señalar a ciertas personas”, dijo Paul. “Quiero que la gente se sienta incómoda. Quiero que ellos les respondan a las personas en casa que dijeron ‘¿Cómo es posible que ustedes estuvieron en contra de los déficits del presidente Obama y ahora están a favor de los déficits republicanos?’”

Paul dio un discurso en el pleno en el que se quejó de lo que él llama un gasto descontrolado del gobierno.

“Francamente creo que el país se merece un debate que dure hasta las tres de la mañana”, dijo.

Anteriormente a esto, Paul puso sus miras en el acuerdo presupuestal, un problema que ya se estaba cocinando en la Cámara de Representantes, donde una encolerizada oposición de parte de los miembros más ardientemente conservadores del Partido Republicano, aliados a disidentes demócratas se quejaron de que el acuerdo no ofrecía una solución para los inmigrantes jóvenes indocumentados, y que estaba creando nuevas tensiones a manera que el reloj marcaba la hora límite a medianoche.

La representante, Nancy Pelosi de California, la líder demócrata, dijo a los demócratas que podrían tener cierta ventaja si se mantenían unidos para exigir un debate en torno a la legislación inmigratoria. Pero sugirió que ella no se opondría a los legisladores que querían votar a conciencia.

La lucha por aprobar la propuesta en la Cámara de Representantes sacó a flote las divisiones dentro de la camarilla demócrata en torno a cuánto había que insistir en la cuestión de la inmigración a manera que el Congreso se prepara para enfocarse en semejante temática tan políticamente volátil.

El texto del acuerdo, el cual abarca más de 600 páginas, fue dado a conocer el miércoles por la noche, revelando provisiones grandes y pequeñas que sobrepasan las cifras más básicas del presupuesto. El acuerdo elevará los estrictos topes de gastos militares y nacionales en este año fiscal y en el próximo por alrededor de 300 mil millones de dólares en total. También levantará el límite de la deuda federal hasta marzo del 2019 e incluye casi 90 mil millones de dólares destinados al alivio de desastres en respuesta a los huracanes e incendios forestales del año pasado.

Lo más importante, es que mantendrá al gobierno financiado por otras seis semanas, dándoles a los legisladores tiempo suficiente para elaborar una propuesta de gastos a largo plazo que se extienda por el resto del año fiscal, el cual termina el 30 de septiembre. La medida anterior de financiamiento temporal estaba programada a expirar el jueves a medianoche.

Se esperaba que el acuerdo fuera aprobado con facilidad en el Senado, y la Cámara de Representantes planeaba someterlo a votación posteriormente el jueves, hasta que Paul subió al estrado.

La Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca dio instrucciones a las dependencias federales a que se prepararan para una posible laguna financiera, según dijo una vocera el jueves por la noche. El cierre será el segundo del año, tras un cierre de tres días que tuvo lugar el mes pasado cuando la vasta mayoría de los demócratas en el Senado y un puñado de republicanos, incluyendo Paul, bloquearon una propuesta que habría mantenido al gobierno funcionando.

Esta vez, los líderes en el Senado de ambos partidos instaron a Paul a que dejara de postergar la votación.


comentarios



....