Local

Falta de piezas impide reparar lavadoras del IMSS

Fernando Aguilar/
El Diario de Juárez | Sábado 13 Enero 2018 | 00:00:00 hrs

El Diario de Juárez /

La planta de lavado del Seguro Social en Juárez continúa parcialmente inoperante porque las piezas de las máquinas que no sirven no están disponibles.


Debido a ello, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) está enviando la ropa sucia a la ciudad de Chihuahua, donde es lavada.

El Instituto procedió a subrogar en la capital del estado el lavado a una empresa privada, explicó Rosendo Gaytán, subcoordinador de Comunicación Social del IMSS en Juárez.

“No tienen un plan para responder a esto más que reparar las lavadoras. ¿Cuándo? quién sabe”, dijo Víctor Manuel Rivera Villarreal, secretario del Interior y Propaganda de la sección local del sindicato del IMSS.

El representante del sindicato consideró que las medidas tomadas implican un mayor gasto para el Seguro Social, pues tiene que utilizar su propio transporte con el desgaste que ello implica, así como pagar tiempo extra y gasolina a los conductores. Eso sin contar lo que está pagando por el servicio de lavado.

“Cuidan los centavos y descuidan los pesos”, señaló. “Es una mala administración. No han dicho para cuándo lo van a arreglar, así que el desabasto de ropa sigue”.

Comprarán 3 mil sábanas desechables

De acuerdo con Gaytán, el delegado del Instituto en Chihuahua, Cristián Rodallegas Hinojosa, dio la instrucción de comprar 3 mil sábanas desechables para hacer frente a los posibles desabastos que puedan surgir en los hospitales de Juárez, el único municipio, dijo, con este problema.

Fue en octubre del año antepasado cuando el sindicato denunció públicamente la obsolescencia con que operaba entonces el centro de lavado del IMSS en la ciudad, ubicado en el mismo complejo que alberga al Hospital General de Zona (HGZ) 35 en la avenida Valentín Fuentes.

En esa ocasión, tres de cinco lavadoras funcionaban, pero hasta ayer, ya sólo una daba servicio a los miles de kilos de ropa que llegan procedentes de los tres hospitales, 14 unidades de Medicina Familiar (UMF) y tres guarderías.

En aquel entonces, Rivera Villarreal explicaba que el equipo había sido dado de baja desde hacía al menos cuatro años, pero que continuaba en uso porque era lo único con lo que contaban los empleados para trabajar.

[email protected]




comentarios