Deportes

Ocupados... y preocupados

Sergio Arturo Duarte / El Diario | Martes 13 Marzo 2018 | 00:00:00 hrs

 /

Con el agua al cuello, en décimo puesto, fuera de zona de calificación, a un punto de ella y, con tres complicados partidos por disputar en el Clausura 2018, dos en casa y uno fuera, Alejandro Berber, lateral derecho de Bravos FC Juárez, comentó que los rivales les han tomado la medida en los juegos disputados en el Estadio Olímpico Benito Juárez.


“Ya nos han tomado la medida. En cuestión de resultados no hemos ganado últimamente en casa, entonces, tenemos que trabajar diferente”, afirmó.

El defensor regiomontano comentó que en los partidos en esta ciudad, los Bravos han presionado a los rivales y les han quitado balones en su propia cancha.

“No no has tenido resultados. Es un hecho que los rivales se vienen aquí –a encerrar-, no sé si por la manera de jugar de nosotros que los encerramos o será sistema de ellos, entonces, tenemos que encontrar la manera, sin tampoco huir a nuestro sistema de juego, de poder resolver esa problemática que hemos tenido acá en casa”, dijo.       

Enfatizó que frente a Murciélagos, los Bravos tendrán que hacer valer el punto que ganaron contra Cimarrones Sonora y advirtió que ya no puede suceder lo que pasó contra Dorados, Venados, Alebrijes y Atlante.

“Obviamente no va a ser un partido nada fácil, pero, bueno, tenemos que aplicarnos muy bien y hacer un partido diferente que últimamente no hemos tenido victorias en casa, que ya no tiene que suceder”, expuso.     

Berber mencionó que el mal momento de los Bravos en la campaña se debe a que se han rezagado en la suma de puntos como locales, por las razones que sean.

“Pero, bueno, éste es nuestro presente”, comentó.

ENRÍQUEZ, HOMBRES Y NO NOMBRES

Raúl Enríquez, delantero de Bravos FC Juárez, quien al igual que los dos anteriores ha comido banca y tribuna este torneo, manifestó que ya no hay margen de error para la escuadra fronteriza y en las ‘finales’ contra Murciélagos, Tapachula y Zacatepec, deberán aparecer los hombres y no los nombres.

“Porque o podemos quedarnos a la orilla –de la Liguilla- que es jodidísimo estar fuera mucho tiempo por el tema ése del torneo corto que se hizo muy corto, además, a mí no me gustaría estar en casa tan temprano. Creo que venimos y luchamos por algo, entonces, creo que el fin de semana tenemos que hacer esto ya. Tienen que aparecer los hombres y no los nombres. Creo que tenemos bastante gente para revertir esta cosa”, apuntó.            

Enríquez Arámbula, quien no ha visto acción en la liga, comentó que está tranquilo, pues confía a ciegas en sus compañeros.

“Sí, está complicada la cosa, pero nada es imposible. Yo creo que tenemos que tener, ahora, más que nunca, los pies sobre la tierra, la cabeza fría, cuerpo caliente, para poder revertir las cosas y empezar de ya. Creo que tenemos cero margen de error para afrontar estos tres partidos y primero lo primero, ganar el fin de semana”, dijo.

El futbolista colimense, quien la semana anterior presentó un cuadro de gastroenteritis, afirmó que el entrenador Miguel de Jesús Fuentes es el que manda y siempre estará disponible para cuando lo requiera.

“Me vine de unos golpes duros en el inicio del torneo por estar fuera del 11, del 18, no pasa nada. Sabemos que tenemos que estar preparados para lo que sea y soy un jugador competitivo, soy un jugador que siempre va a estar para cuando se requiera”, declaró.

Apuntó que si en Bravos hay 30 jugadores, todos están aptos para jugar y van en el mismo barco.

“Ojalá, el fin de semana, a quien le toque tenga que dejar todo en la cancha para poder revertir esta cosa”, externó.





comentarios