Deportes

Sacarán chispas

Associated Press | Lunes 14 Mayo 2018 | 00:00:00 hrs

Agencias /

Houston.- Los Warriors de Golden State se encuentran en una no muy familiar posición como equipo visitante mientras se preparan para el primer partido de la final de la Conferencia del Oeste contra los primeros sembrados Rockets de Houston esta noche en la serie que muchos han estado esperando durante toda la temporada.


Esta es la primera vez en la que los segundos sembrados Warriors llegan a una serie de los playoffs sin tener la ventaja de jugar en casa desde el 2014, cuando perdieron ante los Clippers de Los Angeles 4-3 en la ronda de apertura.

Para un equipo que ha igualado el récord de la NBA de los Toros de Chicago con 15 victorias consecutivas en casa durante los playoffs, lo que han de estar sintiendo debe ser un tanto inquietante.

“Es diferente”, dijo el entrenador Steve Kerr. “Creo que nuestros jugadores asumirán el reto y le darán la bienvenida. Ellos han de sentir que, ‘Está bien, no tenemos la ventaja de jugar en casa por primera vez’, pero al parecer siempre nos va mejor cuando somos amenazados. Ese ha sido el modus operandi de este equipo. Definitivamente hemos sido amenazados. Somos el equipo visitante para el primer partido, y nunca habíamos sentido tal cosa”.

Los Rockets, quienes se hicieron acreedores al primer sembrado por primera vez en la historia de la franquicia al ganar 65 partidos en la temporada regular, ciertamente están muy felices de abrir la serie en casa, pero no están seguros si eso es una ventaja en sí en esta serie.

“Es mejor tenerla a no contar con ello… es importante, pero ellos han demostrado que pueden ganar lejos de casa, y nosotros también podemos ganar como visitantes”, dijo el entrenador Mike D’Antoni.

“Esta quizás sea una serie en la que perdamos uno o dos partidos y luego ganaremos cuatro seguidos –sea el equipo que sea. Debido a que ellos son capaces de lograrlo también”.

Este será el tercer enfrentamiento en los playoffs entre estos dos equipos en los últimos cuatro años, con los Warriors ganando los dos enfrentamientos anteriores. Ellos vencieron a los Rockets 4-1 en el 2015 en el viaje pasado de Houston a la final de la conferencia y luego los volvieron a eliminar de los playoffs en la primera ronda en el 2016.

Los defensores del campeonato, los Warriors, buscan llegar a la final de la NBA por cuarto año consecutivo. Para los Rockets, una victoria en esta serie los colocará en la final por primera vez desde 1995, cuando ganaron el segundo de sus dos títulos seguidos.

A D’Antoni se le preguntó si él pensaba si los Warriors alguna vez hayan visto a un equipo tan talentoso y peligroso como los Rockets de esta temporada.

“Espero que no”, dijo. “Nosotros ganamos 65 partidos. Ellos son los que siempre ganan y consiguen la ventaja de jugar en casa, por lo que espero que esta vez les ganemos algo de terreno”.




comentarios