Deportes

Lleva Uribe de la mano al Toluca a Final

Reforma | Domingo 13 Mayo 2018 | 13:14 hrs

Agencias /

Ciudad de México— Toluca es el primer finalista del Clausura 2018.


Los Diablos Rojos consumaron la remontada, golearon 4-1 a Tijuana en la Vuelta de la Semifinal (5-3 global) y con ello volverán a disputar una serie por el título de Liga después de cinco años y medio de ausencia.

El colombiano Fernando Uribe, quizá unos de los jugadores más criticados por la afición escarlata en los últimos torneos, se convirtió en el héroe de la tarde al firmar un hat-trick, incluido un golazo de tijera.

Toluca llegó a este compromiso en el Estadio Nemesio Diez con una racha de cuatro duelos sin ganar, pero volvió a salir victorioso en el momento más importante.

La ventaja de 2-1 que consiguió Xolos en la Ida obligaba a los choriceros a salir por el triunfo, y lo hicieron desde el primer minuto. No sólo se volcaron al ataque, le imprimieron la garra e intensidad necesarias para poner a sufrir a la mejor defensa de la Fase Regular.

Los Diablos no tardaron en sofocar a los canes. Al 9', Antonio Ríos tomó la esférica en tres cuartos de cancha y puso un servicio medido al área para Uribe, quien anticipó a Omar Mendoza y definió de cabeza.

La Bombonera no estalló con el gol porque ya era un hervidero previo al silbatazo inicial, los seguidores del cuadro mexiquense hicieron la parte que les tocaba para contribuir en la remontada.

Con el 1-0, Toluca empezó a darle toque a Tijuana y el segundo tanto estuvo acorde a las circunstancias. Esta vez el pase de gol fue de Rubens Sambueza, quien encontró solo a Uribe para que éste controlara con el pecho y marcara con un vistoso remate en el aire, al 31'.

Sin embargo, con la complicidad de los locales, Xolos increíblemente reaccionó cuando el panorama lucía más oscuro para ellos al quedarse con nueve hombres por las expulsiones de Luis Mendoza (37') y Miller Bolaños (61').

Como sucedió en la serie de Cuartos de Final, los pingos se relajaron en demasía con el resultado a favor y Luis Chávez, quien ingresó de cambio, descontó a través de un tiro libre directo, en el 66'.

Entonces las dudas volvieron a aparecer en el infierno hasta que Uribe, al 85', y Pablo Barrientos, en el 87', hicieron los tantos para el 4-1 definitivo.

El Diablo sueña con la onceava y espera en la Final a Santos o América.





comentarios