Deportes

Visitan Cam Newton y Panteras a los Acereros

Associated Press | Jueves 08 Noviembre 2018 | 00:00:00 hrs

 |

Pittsburgh— Cam Newton pasó parte del verano analizando a Ben Roethlisberger y trabajando al lado de Antonio Brown, algo que el mariscal de campo de las Panteras de Carolina hizo tanto por curiosidad como por respeto.

Newton se fascinó por el juego de piernas de Roethlisberger y del incansable Brown.

“No duerme” dijo Newton. “Tuvimos prácticas hasta tarde. O sea como hasta más de las 10 de la noche. Era como nuestra segunda o tercera del día. A la hora que él sienta la necesidad de entrenar, él entrena y yo respeto eso”.

Newton verá de cerca a Roethlisberger, Brown y el resto de los Acereros (5-2-1) cuando Las Panteras (6-2) cumplan con una inusual visita a Pittsburgh. Quizás es la práctica con Brown. Quizás es la buena relación que ha logrado con el coordinado ofensivo Norv Turner. Quizás es el despunte del corredor Christian McCaffrey. Sea lo que sea, Newton atraviesa su mejor momento desde que fue elegido como el Jugador Más Valioso de la liga en 2015.

Quizás por eso es que Roethlisberger sólo se echó a reír cuando le preguntaron qué consejo le daría a Newton.

“No necesito darle ningún consejo”, dijo Roethlisberger. “Él es supermán.”

Un hombre de acero que podría ser muy problemático para la perseverante defensa de Pittsbugh. Los Acereros estuvieron desorganizados durante el primer mes de la temporada pero pusieron orden en la casa para hilvanar cuatro victorias.

Pittsbugh sólo permitió 275,5 yardas por partido en el último mes. Eso es resultado de una combinación de la rápida cohesión lograda por su renovada secundaria y pasar menos tiempo en la cancha gracias a una ofensiva que consume más minutos gracias a que monopoliza el ovoide con James Conner, el running back que cumple su segundo año en la Liga.

Aun así, Las Panteras tienen sus propios desafíos. Carolina es un equipo tradicional. Las Panteras han corrido por al menos 121 yardas en siete de ocho partidos, con Newton como punta de lanza. A sus 29 años, avanza a paso firme hacia un tope personal en cuanto a acarreos, el libreto de jugadas de Tuner y el pragmatismo de Newton cuando retiene el balón y se escapa. Si bien aún disfrutar con soltar un pase de larga distancia de vez en cuando, prefiere deslizarse para evitar ser embestido.

Pittsburgh, cuarto en la liga en derribos, tendrá como consigna evitar que Newton no se escape.



comentarios





también te puede interesar