Economía

Lanzamiento de satélite secreto fue bueno: SpaceX

Associated Press | Martes 09 Enero 2018 | 16:14 hrs

Internet /

Cabo Cañaveral, Florida— La empresa de transporte aeroespacial SpaceX defendió el martes el desempeño de su cohete durante el lanzamiento de un satélite secreto estadounidense el fin de semana, luego de reportes de prensa acerca de que el satélite, denominado Zuma, estaba perdido.


La presidenta de la compañía Gwynne Shotwell indicó que el cohete Falcon 9 "hizo todo de forma correcta" el domingo por la noche y que las insinuaciones de que ocurrió lo contrario son "categóricamente falsas".

Northrop Grumman -el conglomerado de empresas aeroespaciales que proporcionó el satélite para una entidad gubernamental de Estados Unidos que no ha sido identificada- dijo que no tenía permitido comentar sobre misiones secretas. La compañía eligió a SpaceX como el proveedor del lanzamiento y destacó que a finales del año pasado fue "muy cuidadoso para garantizar el escenario más económico y de menor riesgo para Zuma". El nombre del satélite hace referencia a una playa de Malibú en el sur de California.

Fue la tercera misión secreta de SpaceX para el gobierno estadounidense, un cliente lucrativo. Dicha misión fue tan reservada que no se identificó a la agencia gubernamental que patrocinó el lanzamiento, como suele ser el caso.

La primera etapa del cohete Falcon 9 completó su trabajo, al levantar el cohete de la plataforma y dirigirlo hacia el espacio, luego se separó y aterrizó de regreso en Cabo Cañaveral. Sin embargo, la información sobre la segunda etapa no fue revelada debido a la confidencialidad que rodeaba a la misión. La segunda fase del cohete impulsa al satélite a la órbita.

El periódico The Wall Street Journal reportó que funcionarios del Congreso que no fueron nombrados públicamente y quienes fueron informados sobre la misión dijeron que aparentemente el satélite no se había separado en la segunda etapa, que se había sumergido en la atmósfera y se había quemado.

El lanzamiento estaba programado originalmente para noviembre, pero se retrasó debido a una creciente preocupación sobre el carenado -el escudo superior que protege al satélite durante el lanzamiento- de la carga de otra misión. Posteriormente, la compañía indicó que había solucionado el problema.





comentarios