Economía

Alza en alimentos castiga los ingresos

Cinthya Ávila
El Diario | Viernes 09 Marzo 2018 | 00:00:00 hrs

El Diario /

Pese a que la tasa de inflación en febrero de 2018 mostró un menor nivel al observado el año pasado, algunos alimentos triplicaron su costo, incluso por encima de las tasas reportadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).


En febrero de 2018 la inflación anual en Ciudad Juárez se colocó en 4.87 por ciento, menor a la de 5.68 por ciento del mismo periodo de 2017.

Sin embargo, tan sólo el rubro de alimentos presentó una inflación de 6.65 por ciento, superior al 4.36 por ciento del periodo igual anterior.

Entre los productos que más subieron están la papaya, el plátano, el huevo, el tomate y la papa.

La inflación anualizada a febrero de 2018 para el huevo fue de 32 por ciento, el plátano y la papaya 23 por ciento, la sandía 31 por ciento, el tomate 32 por ciento y la papa 33 por ciento.

Un comparativo realizado con los precios difundidos por las tiendas arrojó que los encarecimientos son superiores a los reportados por el Inegi.

De acuerdo con el análisis de febrero de 2017 a febrero de 2018 el plátano subió 113 por ciento, pues a finales del segundo mes del año pasado costaba 7.99 pesos el kilo y actualmente se comercializa en 16.99 pesos el kilo.

La cebolla pasó de 6.99 pesos el kilo a 15.99 pesos, una diferencia de 129 por ciento.

La naranja registró un alza de 134 por ciento: en el mes citado de 2017 costaba 2.99 pesos el kilo y actualmente se vende en 6.99 pesos.

El limón subió un 236 por ciento de acuerdo con los registros de precios, pues en 2017 valía 11.99 pesos el kilo y actualmente es de 39.99 pesos el kilo.

El huevo presentó un encarecimiento en el último año de 34 por ciento. Su tarifa actual es de 66.99 pesos la cartera con 30 y en 2017 la misma presentación costaba 49.99 pesos.

Luis Alamilla Ocaña, economista del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez (ITCJ) señaló que si bien los ajustes en las tasas de interés han logrado contener la inflación, el alto consumo de productos importados y la paridad cambiaria hacen que ese efecto sea difícil de trasladar a los alimentos.

[email protected]

 





comentarios