Economía

Cruza por aquí casi 1 mdd diario en acero

Abraham Rubio
El Diario | Sábado 10 Marzo 2018 | 00:00:00 hrs

 /

La generación de una ‘guerra arancelaría’ entre México y Estados Unidos afectaría la importación mensual de 26 millones 130 mil 392 dólares en acero y hierro para fabricar distintos productos en la industria instalada en Ciudad Juárez.


Luego de que Donald Trump amenazara con imponer un gravamen a este metal y el aluminio mexicano si el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no genera condiciones justas, los analistas señalaron que el gobierno mexicano también podría responder con aranceles sobre los productos de origen estadounidense.

El Centro de Desarrollo Económico y de Emprendimiento de la Universidad Internacional A&M de Texas (TAMIU) tiene calculado que entre enero y julio de 2017 se importaron 182 millones 912 mil 748 dólares en artículos de acero y hierro.

Es decir, la maquiladora regional requiere 26 millones 130 mil 392 dólares en acero en promedio para sus operaciones manufactureras de un mes.

El especialista en logística, comercio exterior y aduanas del Grupo Palco, José Castañón Sandoval, confirmó que este flujo de norte a sur es importante porque se utiliza el insumo para manufacturar productos del sector automotriz (rines, radiadores, entre otros productos) y electrónico (electrodomésticos).

Castañón Sandoval dijo que hasta el momento México ha librado temporalmente el impuesto del presidente Trump, pero si no se llega a un acuerdo en el TLCAN nos los aplicarían y el gobierno mexicano tendría que actuar con cobro arancelario a los mismos productos.

Llaman / 2F

En 2009, el presidente Felipe Calderón Hinojosa impuso aranceles a 90 productos industriales y agrícolas originarios de Estados Unidos por impedir que el autotransporte de carga mexicano circulara en todo el territorio estadounidense.

En este contexto, la ‘guerra arancelaría’ podría repercutir indirectamente a las subsidiarias del sector automotriz y electrónico– rama de la cual dependen 163 mil 616 empleados tan sólo en Juárez, de acuerdo con el IMSS– debido al impacto financiero que implicaría en las trasnacionales.

Castañón dijo que las empresas deben de comenzar analizar las posibles repercusiones que tendrían los múltiples escenarios comerciales que podrían ocurrir tras la cancelación del TLCAN y la imposición de estos gravámenes.





comentarios