El Paso

‘Me arrebataron a mi hijo en octubre'

Luis Hernández
El Diario de El Paso | Martes 13 Marzo 2018 | 00:00:00 hrs

Luis Hernández/El Diario de El Paso / En conferencia en Casa Anunciación

“Ana” –el seudónimo bajo el que oculta su identidad–, escapó de El Salvador después del asesinato de su esposo, un militar.


En busca de refugio, junto a un hijo cruzó por El Paso de manera indocumentada al país, pero fue detenida por agentes de la Patrulla Fronteriza. Estuvo mes y medio en la Cárcel del Condado; luego dentro de un centro de detención para migrantes.

“A mi me arrebataron a mi hijo la primer semana de octubre, me dijeron que yo entre de ilegal y me separaron de mi hijo, a él lo mandaron a un albergue y no me dijeron para donde iba, no me dieron un teléfono o dirección, solamente me separaron de él”, detalló Ana.

Desde entonces no ha visto al adolescente, de 13 años.

En conferencia, organizaciones que abogan por la integridad fisca y mental del migrante, denunciaron colectivamente la continua práctica de la separación familiar por parte de agencias migratorias federales e hicieron un llamado a que estas políticas cesen por completo.

Ana expresó que dentro de los cargos en su contra se dijo que traficaba menores, siendo que el menor era su hijo. “Eso me dolió mucho, porque yo vine acá con el propósito de sobre guardar la vida de mis hijos y de mi familia”, comentó.

Prevenientes de la región de Ahuachapan en El Salvador, esta zona es conocida por sus altos índices de violencia en contra de la mujer, quienes son victimas del crimen organizado.    

“Es muy duro decir esto, pero a migración uno les pide ayuda y no lo ayudan, sino que lo torturan al separarlo de sus hijos y haciendo todo lo que me hicieron a mi… Así como yo hay muchas madres llorando por niños que están separados de ellos”, expresó.  

“Ana” logró su libertad esta pasado jueves del centro de detención ubicado en la calle Montana, también referido como “el corralón”, debido a la presión impuesta por abogados de la organización Aldea.

Mediante un dictamen de un juez migratorio de El Paso, logró salir bajo una fianza de 7  mil 500 dólares, lo cuales fueron pagados mediante el uso de campañas de colecta de fondos y eventos comunitarios, ya que esta cantidad representa un tremendo peso para aquellos que llegan a un país con cero recursos a su nombre.

El caso de “Ana” no representa una situación aislada, ya que de acuerdo a Christina García del Centro de Abogacía Las Américas, esta es una tendencia de abuso sistemático en contra de padres migrantes que cruzan la frontera con sus hijos.

“La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ha demandado a nombre de las madres migrantes que han sido separadas de sus hijos, la demanda fundamenta que esta práctica es ilegal y que la angustia emocional esta diseñada para desgastar a las personas y deja a madres como ‘Ana’ con poco para seguir luchando sus casos”, añadió.

El viacrucis de la inmigrante continua y por el momento ella porta un monitor de tobillo que vigila su ubicación constantemente. Enfrenta dos acusaciones: un caso criminal que fue puesto sobre ella por ingresar al país sin documentos y un caso migratorio por buscar su estadía a largo plazo.  

“Queremos que migración proporcione las estadísticas de cuantas veces esto ha ocurrido, cuantas veces han separado un menor de su padre, y luego que se haya detenido al padre y subsecuentemente enjuiciado y luego el menor entre al sistema de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR)”, dijo Rubén García, director de la Casa Anunciación, organización que proporciona albergue a familias como la de Ana.

García alertó que algunas de las respuestas de han recibido por parte de estas entidades federales dan la impresión que su preocupación principal es el de detener el tráfico de niños, pero bajo este objetivo se han escudado y obstaculizado casos como el de Ana en donde se le acusa aun cuando ella es la madre biológica del menor.

La demanda de los presentes fue que entidades como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y la Patrulla Fronteriza (USBP) dejen de realizar la separación familiar, reconozcan los lazos familiares al momento de detención y exista transparencia en cuanto a la cantidad de casos de separación que se han realizado hasta la fecha. ‘

[email protected]





comentarios