El Paso

Comprarán en Duranguito propiedades sin demoler

Luis Hernández
El Diario de El Paso | Miércoles 16 Mayo 2018 | 00:00:00 hrs

Luis Hernández/El Diario de El Paso /

Con una votación mayoritaria de 7 a 1, el Cabildo de El Paso optó por adquirir cinco predios en la zona donde buscan construir una arena multiusos.


El acuerdo original pedía que los propietarios demolieran cualquier estructura sobre los terrenos.

Las propiedades en cuestión están ubicadas en las calles 215 W. Paisano, 308 y 312 Chihuahua y las 216 y 220 W. Overland. El Ayuntamiento afirmó que actualmente están vacantes.

“Los dueños de estas propiedades quieren trabajar con nosotros y nosotros tenemos una oportunidad para trabajar con ellos para avanzar con esta adquisición. Hemos decidido que sí aceptaremos la propiedad con las ‘mejoras’ y no habrá ninguna demolición en este momento”, dijo Theresa Cullen, abogada interina de la Ciudad.

Algunos de los edificios están en el área de Duranguito, en particular el antiguo edificio del mercado ‘El Tiradero’, que solía ser un comercio activo para la comunidad y fue parcialmente demolido a principios de septiembre del 2017.

Esta propiedad tiene un valor calculado por el Distrito de Evaluación Central de El Paso (CAD) de más de 800 mil dólares, pero la Ciudad originalmente le ofreció a los propietarios alrededor de $2 millones. Se desconoce si esta cantidad cambiará con la enmienda al acuerdo.

Cabe mencionar que la mayoría de las propiedades le pertenecen a Roberto Assael y su yerno Alejandro Restrepo, quienes colectivamente son dueños de un decena de las propiedades en esta zona.

Por su parte la Ciudad ya es dueña de siete propiedades en Duranguito y buscan agregar estas cinco propiedades más a su colección.

“Queremos estar listos para proceder con el diseño y la construcción del proyecto una vez que concluyan los procedimientos pendientes”, dijo el alcalde de El Paso, Donald ‘Dee’ Margo, mediante un comunicado.

El alcalde se refiere a los litigios que aún están de pie y fueron entablados por el académico e historiador Max Grossman, quien al enterarse de esta jugada por parte del Ayuntamiento repudió la acción como un movimiento más por afectar este vecindario con carácter histórico.

“Evidentemente la Ciudad espera continuar con sus planes para construir ‘algo’, frase utilizada anteriormente por la ex abogada de la ciudad, Sylvia Borunda Firth, aunque no estén seguros de qué es lo que pueden construir legalmente… los habitantes de El Paso merecen mucho mejor que esto”, concluyó Grossman.

Aún pendientes por conocer están las cantidades que ofrecerá la Ciudad a los dueños de estas cinco propiedades, costo que representa gasto a los contribuyentes, quienes sí decidieron a favor de la construcción de un centro multiusos, pero no tuvieron voz ni voto sobre su ubicación exacta y desconocían quiénes se enriquecerían en el proceso.

[email protected]




comentarios