El Paso

Abrirá Texas primer depósito de oro administrado por el Estado

The Texas Tribune | Martes 12 Junio 2018 | 00:00:00 hrs

The Texas Tribune / Estará ubicado en Austin

Austin – Ahora, los texanos podrán guardar sus metales preciosos en una bóveda pública segura cerca de casa, ya que el primer depósito de oro de Estados Unidos, que será administrado por el Estado, abrirá sus puertas en Austin.

El edificio de 23 mil pies cuadrados – operado por la empresa privada de almacenaje Lone Star Tangible Assets – ofrecerá sus servicios como depósito de metales preciosos en Texas en el 2019, que es cuando Lone Star tiene programado abrir sus instalaciones en Leander, que serán el doble de ese tamaño.

El contralor de Texas, Glenn Hegar, se convirtió en la primera persona en aprovechar el Depósito de Lingotes de Texas que está totalmente asegurado, al depositar su oro y plata en la bóveda de Austin a principios de esta semana, de acuerdo a su oficina.

“Cuando uno deposite sus metales preciosos, sabrá que va a contar con la supervisión del Estado de manera constante, ya que hará de la seguridad la máxima prioridad”, dijo Hegar.

“Una vez que alguien haga su depósito, va a estar allí el día de mañana y en el futuro hasta que tome la decisión de sacarlo o venderlo”.

La construcción del depósito Leander va a empezar “en los próximos meses”, comentó Kevin Lyons, portavoz de la Contraloría de Texas.

Una vez que abran sus puertas esas instalaciones, camiones blindados transportarán los metales preciosos de Austin a Leander.

Cualquier ciudadano de Estados Unidos que utilice ese edificio en Texas puede establecer una cuenta en línea y enviar o llevar personalmente sus metales preciosos a ese lugar en Austin.

A los clientes se les cobrará el almacenaje a una tasa anual del 0.5 por ciento del valor de los depósitos que serán hasta de 2.5 millones de dólares.

Además del oro, el depósito aceptará también plata, platino, rodio y paladio.

El largo camino hacia la apertura del depósito empezó en el 2013, cuando el representante estatal Giovanni Capriglione, republicano por Southlake, presentó una propuesta de ley para establecer el depósito de lingotes del Estado, obteniendo el apoyo del entonces gobernador Rick Perry.

Sin embargo, la propuesta tuvo problemas, mayormente debido a la estimación de que podría costarle al Estado 14 millones de dólares en los primeros dos años.

Dos años después, Capriglione volvió a redactar la propuesta para permitir que el Estado contratara a una empresa externa para que manejara el depósito, con la expectativa de que podría cobrar cuotas a los clientes para cubrir los costos de las instalaciones.

En su nueva versión, la propuesta navegó por la Legislatura y aterrizó en el escritorio del gobernador Greg Abbott después de un ligero debate.

El verano pasado, después de una investigación que duró dos años, la oficina de Hegar seleccionó a Lone Star Tangible Assets, que se especializa en mover y almacenar metales preciosos, para que construyera y operara el depósito con la supervisión del Estado.

Sin embargo, a pesar de ese progreso, el objetivo más ambicioso de Abbott en cuanto al depósito parece improbable el poder lograrse.

La Universidad de Texas/Texas A&M e Investment Management Company, UTIMCO por sus siglas en inglés, que supervisa los activos de la universidad, mantiene lingotes de oro con valor de un billón de dólares en el Banco HSBC en la Ciudad de Nueva York, de acuerdo a Karen Adler, portavoz de la organización.

Cuando Abbott firmó la propuesta del depósito y la convirtió en ley en junio del 2015, declaró que la apertura de ese edificio administrado por el Estado podría permitir que Texas “repatriara” el suministro no lucrativo de oro.

Sin embargo, tres años después, la posibilidad de que UTIMCO mueva su oro a Texas parece remota.  Funcionarios de UTIMCO dijeron que el nuevo depósito de Texas tendría que convertirse en miembro de la plataforma COMEX de Chicago Mercantile Exchange, en donde se negocian los contratos de futuros del oro, para hacer cualquier transferencia.

El martes, Matt Ferris, presidente de Lone Star Tangible Assets, reconoció que la simple geografía ha impedido que el Depósito de Lingotes de Texas se uniera a COMEX, cuyas reglas estipulan que los depósitos aprobados deben localizarse dentro de un radio de 150 millas de Nueva York.

Aunque Ferris enfatizó que la empresa ha encontrado otras maneras de entregar rápidamente el oro.  “Hemos creado algunas oportunidades para que importantes inversionistas institucionales tengan una liquidez parecida a la de COMEX a través de importantes bancos comerciales, que podemos establecer para ellos”, dijo.

“Podrían guardar su oro en Texas, aunque también podrían retirarlo en cualquier momento”.

El Estado ha iniciado pláticas “muy preliminares” con UTIMCO para discutir la posibilidad de mover el oro a Texas, de acuerdo a Tom Smelker, administrador del depósito estatal.

Este miércoles, Hegar comentó que la Oficina de la Contraloría de Texas, tratará que el depósito estatal sea aprobado por COMEX, aun cuando esté ubicado fuera del radio de la plataforma.

“No vamos a mover a Texas para que esté más cerca”, dijo Hegar.  “Sin embargo, si el depósito resulta exitoso, entonces estaremos en un punto en que COMEX querrá que seamos parte de su sistema”.

Cualquiera que sea el destino del oro que está almacenado en Nueva York, la apertura del depósito en Austin significa que los Texanos podrán dejar sus metales preciosos en una bóveda local cubierta por cámaras y alarmas que estarán supervisadas por el gobierno estatal.

Además de Hegar, Capriglione también depositó metales en la nueva casa temporal del Depósito de Lingotes de Texas.

“Queremos que esto se ponga en marcha”, dijo Lyons, portavoz del contralor.  “La Legislatura nos dio el permiso para hacerlo, así que, ¿para qué esperar?”.



comentarios





también te puede interesar