El Paso

Sólo ha reintegrado Gobierno a dos niños a sus familias

The Texas Tribune | Martes 10 Julio 2018 | 00:00:00 hrs

Agencias / Espera la administración Trump que la mayoría de menores se reúna hoy con sus padres

Austin— Hoy se cumple la fecha límite que una Corte le impuso al Gobierno federal para que reuniera a las familias de aproximadamente 100 niños migrantes menores de 5 años que fueron separados de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México.

Sin embargo, una abogada del Gobierno dijo ayer lunes en la Corte que sólo dos niños de esa “tierna edad” habían sido reunidos hasta ahora.

La abogada agregó que el Gobierno espera reunir por lo menos a 60 de esos niños con sus padres hoy martes, que es la fecha límite.

Sarah Fabian, abogada del Departamento de Justicia de Estados Unidos, dijo que los niños que están a punto de ser reunidos con sus progenitores han sido transferidos a la custodia del Departamento de Inmigración y Aduanas, ICE por sus siglas en inglés, y está pendiente la última confirmación de parentesco, para ser reunidos con sus padres.

Posteriormente, el ICE liberará a las familias de los centros de detención, debido a que las instalaciones en donde están actualmente los padres no pueden albergar a los niños.

Al parecer, los demás niños están atrapados en una serie de problemas logísticos que el Gobierno tuvo la semana pasada.

El juez Dana Sabraw de la Corte de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de California estableció el 26 de junio la fecha límite para este martes, otorgando una fecha límite posterior para el 26 de julio para reunir a los más de 2 mil niños más grandes que también fueron separados.

Sin embargo, abogados del Gobierno han catalogado este martes como una fecha excesivamente ambiciosa, debido a que algunos de los padres de los menores fueron deportados o liberados de la custodia en Estados Unidos.

Anteriormente, el Gobierno le proporcionó a la Unión Americana de Libertades Civiles, ACLU por sus siglas en inglés, que es el demandante de este caso, una lista de 102 niños que necesitan ser reunidos hoy, de acuerdo con la orden que giró Sabraw.

Lee Gelernt, abogado de ACLU, comentó que su equipo identificó alrededor de 10 niños más que no estaban en la lista del Gobierno, Fabian se comprometió en la audiencia de este lunes a colaborar con Gelernt para determinar si esos niños también pueden ser considerados en la demanda.

De los niños de la lista original del Gobierno, Fabian comentó que los oficiales removieron a seis después de determinar que sus padres habían cometido graves delitos penales o no fueron los adultos que trajeron a los niños al país.

Cincuenta y cuatro de los 102 niños serán reunidos “definitivamente” hoy, siempre y cuando todo esté bien en la última etapa del proceso de veto parental del Gobierno, dijo Fabian.

Se espera que otros cinco se reúnan con sus padres una vez que los oficiales le den seguimiento a los cuestionamientos que se generaron durante la revisión de antecedentes de sus padres.

Los niños fueron separados de sus padres en medio de la política de ‘Cero tolerancia’ de la administración Trump para los cruces fronterizos ilegales.

De acuerdo con la política, cualquier migrante que haya cruzado la frontera entre Estados Unidos y México fuera del puerto de entrada enfrentó cargos penales.

Debido a que los niños no pueden ser retenidos en la cárcel con sus padres, miles de niños fueron separados.  Debido a las protestas, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva el 20 de junio dando por terminada la separación.

El Gobierno federal se rehusó a dar a conocer públicamente la información acerca de los sitios en donde ocurrirá la reunión, citando cuestiones de privacidad.

Sin embargo, Fabian se comprometió a proporcionar información a Gelernt para que pudiera acudir a organizaciones de caridad y religiosas para entregarles recursos a las familias recién reunidas cuando los oficiales del ICE los liberen.

Los padres de por lo menos nueve niños que están en la lista del Gobierno ya habían sido deportados a sus países de origen, y dependerá de esos padres si el Gobierno deporta a sus hijos o los mantiene en Estados Unidos.

Los padres de otros nueve niños están dispersos en el país después que oficiales del Gobierno los liberaron de los centros de detención, Fabian comentó que ha sido difícil rastrearlos.

Agregó que el Gobierno sólo ha logrado contactar a cuatro de esos padres.

Fabian le pidió al juez que aprobara un proceso de veto más corto para que el Gobierno pueda expedir las reuniones restantes.

Sabraw solicitó que ambas partes trabajaran juntas para desarrollar una serie de procedimientos para que sea más rápido revisar los antecedentes de los padres.

Reconociendo que en algunos casos necesitará ampliar el período más allá de hoy martes, Sabraw solicitó otra audiencia para decidir sobre cualquier desacuerdo.

El abogado de ACLU pidió que los procedimientos de veto no tomaran más de 48 horas después que el Gobierno haga contacto con los padres, y no más de una semana para los padres que ya fueron deportados.

A pesar del reducido número de reuniones que se han llevado a cabo hasta ahora, Sabraw mostró optimismo acerca de que el reencuentro de padres e hijos pueda ocurrir de acuerdo a la fecha que fijó el mes pasado.

“Éste es un verdadero progreso, me siento optimista de que muchas de esas familias se volverán a reunir mañana y de que tendremos un entendimiento muy claro sobre quién no ha sido reunido, por qué razón, y que período de tiempo se establecerá”, dijo el juez.



comentarios





también te puede interesar