El Paso

El misterio de la pintura de $100 millones abandonada

The Washington Post | Miércoles 08 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

The Washington Post / ‘Mujer Ocre’

Washington – Jerry y Rita Alter eran una adorable pareja, según dijeron sus vecinos a reporteros en Cliff, en Nuevo México. Pero nadie sabía mucho sobre ellos.

Quizá ocultaban un secreto, cuyas piezas han comenzado a emerger.

Después de que la pareja murió, una pintura robada el Día de Acción de Gracias, obra de Willem de Kooning con un valor estimado de 160 millones de dólares fue descubierta en su recámara.

Hace más de 30 años, esa misma pintura desapareció del Museo de Arte de la Universidad de Arizona en Tucson.

El miércoles, el Arizona Republic reportó que una foto de la familia había salido a la luz, mostrando que un día antes de que la pintura desapareciera, la pareja estuvo en Tucson.

La desaparición

A la mañana siguiente, un hombre y una mujer entraron al museo y se fueron 15 minutos después. Un guardia de seguridad los dejó entrar minutos antes de que abriera el museo, señaló la curadora Olivia Miller a NPR.

El hombre se dirigió al segundo piso del museo, mientras que la mujer habló con el guardia. Minutos después, los dos se fueron de manera abrupta.

Percibiendo que algo andaba mal, el guardia subió y que vio el marco vacío donde la pintura de Kooning “Mujer-Ocre” había estado colgada.

En ese entonces, el museo no contaba con cámaras de seguridad. La Policía no encontró huellas dactilares. Un testigo dijo haber visto un auto deportivo de color cobrizo en el estacionamiento, pero no vio el número de las placas. Por 31 años, el marco de la pintura permaneció vacío.

Duda

En 2012, Jerry Alter falleció. Su viuda, Rita, murió cinco años después.

Después de sus decesos, la pintura fue regresada al museo. El FBI está investigando el robo.

¿Acaso la pareja que vivió en un rancho de tres recámaras en Mesa Road robó la obra “Mujer-Ocre” y se salió con la suya?”

De Kooning, quien murió en 1997, fue uno de los más prominentes pintores del movimiento expresionista abstracto de mediados del siglo XX. Sus obras siguen siendo unas de las mejores vendidas en el mundo.

Los Alter se mudaron a Cliff (un pequeño pueblo de apenas 293 habitantes) a finales de los setentas o comienzos de los ochentas, de acuerdo con el Silver City Daily Press.

Los protagonistas

Rita Alter, quien murió en el 2017 a la edad de 81 años, fue patóloga del lenguaje después que la pareja se mudó a Nuevo México, según reportó el periódico Daily Press.

En el 2011, un año antes de su muerte, que también fue a los 81 años, Jerry publicó el libro de historias cortas ‘La Taza y los Labios: Relatos Exóticos’. Uno de los textos, ‘El Ojo del Jaguar’, cuenta sobre Lou, un guardia de seguridad en un museo. Un día, una mujer y su nieta acudieron al lugar. La mujer preguntó sobre una valiosa esmeralda en exhibición. Seis meses después, ella y su nieta regresan, luego abandonan el lugar apresuradamente.

Tras inspeccionar la sala, el guardia se percata de que la joya ha desaparecido. Al salir del lugar, la mujer lo atropella con su auto y huye. La Policía no encuentra ninguna pista.

Hallazgo

El relato ficticio de Jerry Alter termina con la descripción de la esmeralda.

Fácilmente podría estar describiendo la desaparición de la pintura de Kooning.

Tras el deceso de Rita Alter, su sobrino, Ron Roseman, fue nombrado albacea de la herencia. Puso la casa en el mercado y comenzó a liquidar sus contenidos. David Van Auker, uno de los comerciantes de antigüedades de la vecina ciudad de Silver City, dijo que en agosto de 2017 vio la pintura, la adquirió y posteriormente la puso en venta.

Luego de que varios clientes dijeran que se trataba de una obra importante y que se estaba volviendo evidente que la pintura podría valer más de lo que originalmente habían pensado. Van Auker y sus socios, Buck Burns y Rick Johnson, la escondieron en el baño.

Después buscaron en Google y encontraron un artículo sobre el robo de ‘Mujer-Ocre’ y llamaron al museo.

"Contacté a una recepcionista estudiante y le dije: 'Creo que me han robado una obra de arte'", dijo a la estación de noticias WFAA, con sede en Dallas. "Y ella dijo: '¿Qué pieza?' Y dije, 'El de Kooning'. Y ella dijo: 'Espere, por favor'. "

Miller, el curador del museo, le dijo a WFAA que lo que la detuvo fue cuando Van Auker describió cómo la pintura se había roto, como si hubiera sido enrollada. Era un detalle que nadie podría haber inventado. Las dimensiones estaban a una pulgada de "Mujer-Ocre", lo que correspondía con que se cortara del marco.

Van Auker se llevó la pintura a casa y se quedó despierto toda la noche con sus pistolas, le dijo a Tucson Weekly, sobresaltándose cada vez que oía una rama rozar el costado de la casa.

La noche siguiente, llegó una delegación del museo. Cuando Miller entró, Van Auker le dijo al Daily Press que la sala se quedó en silencio.

"Ella caminó hacia la pintura, se dejó caer de rodillas y miró. Podrías sentir la electricidad", recordó.

La autenticación confirmaría más tarde que era una combinación perfecta del desaparecido de Kooning.

Durante el año pasado, surgieron un puñado de pistas que potencialmente vinculan a los Alter con el robo.

Varias personas le dijeron al New York Times que tenían un auto deportivo rojo, similar al que se vio al salir del museo. El auto también aparece en películas caseras obtenidas por WFAA.

Algunas de las fotos de la pareja muestran a Rita con un abrigo rojo como el que la mujer del museo llevaba puesta, informó KOB 4. Y Ruth Seawolf, la agente de bienes raíces que puso en el mercado la casa de los Alter, le dijo al Silver City Sun News que se había llevado un conjunto de equipaje a su casa y, dentro, encontró gafas y una bufanda que coincidía con la descripción de la Policía.

"En el planificador diario de los Alter de 1985, tomaron notas meticulosas sobre lo que comían, dónde iban y los medicamentos que tenían", señala KOB 4. "En Acción de Gracias de 1985, misteriosamente lo dejaron en blanco".



comentarios





también te puede interesar