El Paso

Golpea entrenador a árbitro adolescente durante partido

Karla Valdez/El Diario de El Paso | Jueves 13 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Cortesía / El incidente se registró durante la final del Torneo Alianza, en la categoría U-9

Aún con golpes en su rostro, un adolescente de 17 años relató la tarde del miércoles cómo un entrenador de Nuevo México lo golpeó durante la final de un torneo de futbol, donde él era el arbitro.

El incidente se registró el pasado 9 septiembre durante la final del Torneo Alianza, en la categoría U-9 entre el equipo TDM de Ciudad Juárez y NM Elite FC.

Roberto Eager, quien tiene dos años trabajando como árbitro para categorías infantiles comentó que durante los últimos minutos del partido el entrenador Juan Juárez comenzó a gritarle groserías a Eager.

“Faltaban dos o tres minutos para que se acabara el juego y el equipo de Juárez mete su segundo gol para poner el juego dos a cero y el coach (Juárez) de la nada comienza a gritarme cosas  diciendo que todo era mi culpa”, dijo Eager.

El adolescente aseguró que para tratar de calmar las cosas, decidió expulsar al entrenador del partido por su actitud, pero éste se negó a abandonar el campo.

“Le digo que se tiene que retirar del campo y me dice que no lo va a hacer porque no quería dejar solos a sus niños, porque no había otro coach, y dijo que terminara el juego, que no  pasaba nada porque ya solo faltaban dos minutos”, comentó.

Pero justo en ese instante, Eager se voltea para dar el silbatazo final, y Juárez lo golpea dos veces detrás de la cabeza.

“Me pegó dos veces por la espalda y cuando yo volteo me vuelve a pegar en la cara, pero ahora del lado derecho”, indicó.

Tras el puñetazo en la cara, Eager, también conocido como Robby, fue ayudado por personas que estaban en el lugar para evitar que Juárez lo siguiera golpeando.

Tuvo que ser hospitalizado

Ricardo Eager, padre de Robby, comentó que tras ser atacado por el entrenador, su hijo tuvo que ser hospitalizado, ya que presentaba una fractura en el pómulo.

“Yo no estuve ahí porque estaba en el hospital cuidando a mi mamá, cuando me llama y me dice que lo golpearon. Lo llevé al hospital y tuvo que pasar una noche ahí por la fractura y la contusión”,  explicó Ricardo.

El hombre comenta que debido a la fractura, su hijo, quien es estudiante de doceavo grado en Coronado High School, no podrá jugar futbol ni fungir como arbitró por las próximas ocho semanas.

“Él (Eager) ama el fútbol y ser árbitro, pero no podrá hacer nada de lo que le gusta por lo que le hizo el entrenador”, enfatizó el padre de familia.

Ya pusieron una denuncia

El padre de la víctima mencionó que interpuso una denuncia por la agresión ante la Policía de El Paso, pero aseguró que le desconcierta que el entrenador no haya sido detenido en el momento que ocurrió en incidente.

“Yo no estaba ahí, pero me cuentan que la policía llegó y lo detuvo, pero no le pusieron las esposas por los niños, pero luego de unos minutos lo dejaron ir y no estamos seguros por qué pasó eso”, señaló.

Se menciona que el entrenador Juárez tiene historial de ser una persona conflictiva e incluso estaba vetado de la liga de Mesilla por su actitud antideportiva.

El Diario de El Paso intentó contactar al entrenador para que diera su versión de los hechos, pero no fue localizado.

Quieren justicia

Tanto Eager como su padre aseguraron que buscan que se haga justicia y que este caso sirva como ejemplo para evitar que más casos de violencia se registren durante los partidos.

“Quiero justicia. Lo que le hicieron a mi hijo no tenía por qué pasar,  ni a él ni a ningún arbitro. No tiene por qué pasar en ningún campo de fútbol. No debe haber violencia en el juego. Todos queremos que nuestros hijos ganen, pero no debemos olvidar que es solo un juego”, reiteró.

Por su parte Eager señaló que el entrenador Juárez no debería volver a pisar otra cancha de futbol por su conducta.

“Yo quiero ya no vuelva a pisar otro campo, porque no debe estar cerca de los niños”, concluyó el afectado.

 



comentarios





también te puede interesar