El Paso

Arrebatan Cámara los demócratas

Washington Post/Associated Press | Miércoles 07 Noviembre 2018 | 00:00:00 hrs


Washington— Los demócratas alcanzaron el control de la Cámara de Representantes el martes por la noche, en una victoria que transformará la institución –controlada por los republicanos, que apoyó y protegió al presidente Donald Trump– en un cuerpo legislativo listo para retar e investigar al mandatario.

Victorias en áreas suburbanas bajo control del Partido Republicano en todo el país, le dieron a los demócratas los más de 23 escaños requeridos para retomar la mayoría, por lo que ahora dominan el Congreso, tras haber sido barridos desde que Trump asumió el poder en 2016.

Ahora buscan establecer una nueva era y tono en Washington, comenzando por un paquete legislativo de medidas anticorrupción, para evitar abusos en financiamiento de campañas y proteger derechos de votantes.

“Mañana (miércoles) comienza una nueva era en Estados Unidos”, dijo Nancy Pelosi, la líder de la minoría demócrata. “Es sobre restablecer los pesos y contrapesos a la administración Trump”.

Con el control del Congreso, los capitolios estatales y la agenda del presidente en juego, algunas de las más importantes elecciones de la nación resultaron bastante reñidas.

Aun así, los sueños de los demócratas por la mayoría en el Senado, como parte de la “oleada azul”, no pudieron cumplirse tras sufrir derrotas en Indiana, Tennessee, Dakota del Norte y Texas. También sufrieron una dolorosa derrota en Florida, donde el republicano Ron DeSantis, con el apoyo de Trump, le puso fin a la campaña del demócrata Andre Gillum que tenía como meta convertirse en el primer gobernador afroamericano del estado.

En el más amplio enfrentamiento por el control en la era de Trump, las apuestas políticas y prácticas estuvieron por los cielos el martes.

Los demócratas podrán descarrilar la agenda legislativa de Trump por los próximos dos años al ganar el control de la Cámara de Representantes. Y podrán reclamar poder para investigar las deficiencias personales y profesionales de Trump.

Algunos demócratas ya prometieron que lo obligarán a revelar sus declaraciones fiscales. Otros prometieron buscar la destitución del mandatario, aunque resultaría poco probable retirarlo del cargo mientras el Partido Republicano controle el Senado.

Los demócratas ganaron la mitad de los escaños que necesitaban para asegurar el control de la Cámara de Representantes con docenas de adicionales contiendas competitivas que aún faltan por definirse. Las victorias en las más reñidas contiendas en Florida, Nueva York, Virginia, Pennsylvania y Minnesota les dieron causa para sentirse optimistas.

Trump se dio crédito a sí mismo por retener la mayoría del Partido Republicano en el Senado, a pesar de que el afianzamiento del partido en el más competitivo campo de batalla de la Cámara de Representantes parecía estar perdiendo fuerza.

“Un tremendo éxito se tuvo esta noche. ¡Gracias a todos!” Trump tuiteó.



comentarios





también te puede interesar