Escaparate

Cuando 'El Güero Mustang' recorría las calles de Ciudad Juárez

Antonio Flores Schroeder
El Diario de Juárez | Martes 21 Agosto 2018 | 16:14 hrs

 /

Su historia quedó plasmada en las calles del Centro de Ciudad Juárez. Con un volante de un auto Mustang, Ángel Adrián Hernández “bajaba” a toda velocidad por la calle Grecia de la colonia San Antonio.

Era ¨El Güero Mustang¨, un hombre que padecía de sus facultades mentales y se convirtió en las décadas de 1980 y 1990 en un personaje icónico de esta frontera.

Desde los años setentas hasta poco antes de su muerte, en 1999, era común verlo manejar su auto imaginario. Quizá más respetuoso de las normas viales que muchos conductores, ¨circulaba¨ por los carriles de baja velocidad.

De acuerdo a distintas publicaciones periodísticas, basadas en documentos oficiales del Registro Civil de la capital del estado, Ángel Adrián nació el 8 de septiembre de 1955 en el Hospital Central.

Fue hijo de Eufemia Murillo y Félix Hernández, de 38 y 29 años respectivamente. De acuerdo al acta 2241, folio 171 del libro 276, los abuelos paternos y maternos fueron Luis Hernández e Ignacia de la O., y Ángel Murillo y Esther Salinas.

El 13 de febrero de 1956 fue bautizado en la Parroquia de Nuestra Señora de la Soledad, localizada en la calle Cartagena. Sus padrinos fueron Miguel López y Amada Ramírez.

Julia Sánchez, de vecina de la colonia San Antonio, lo recuerda bien:

“Su papá era conocido como don Félix, que era parquero. Los veía a los dos salir temprano de su casa para ir a trabajar a la zona Centro”, dice.

La madre de 'El Güero Mustang' tenía algún tipo de padecimiento mental, de acuerdo con Sánchez.

“Salía a gritarle a los niños que jugaban en la calle y su hijo “El Güero”, que yo me acuerde casi no hablaba, pero hacía ruido como si él fuera un carro”, rememora.

Cuando los niños de ese sector de la San Antonio jugaban a las escondidas, ¨El Güero Mustang ¨ los perseguía.

Ángel Adrián falleció el 3 de junio de 1999 y de acuerdo a la leyenda urbana fue en un ¨choque¨ en el centro comercial Río Grande, ubicado en Paseo Triunfo de la República y Adolfo de la Huerta, pero en realidad se desconocen los motivos reales de su fallecimiento. Sus restos fueron sepultados en el Panteón Tepeyac, en la fosa 26, fila número 6 del cuadro DD.



comentarios





también te puede interesar