Espectáculos

Santa serie

The New York Times | Miércoles 16 Mayo 2018 | 00:00:00 hrs

Archivo/El Diario /

Roma, Italia— Los cardenales parecían estar en todas partes, dando un vistazo a sus teléfonos celulares sentados en bicimotos, acariciando perros y con pecheras de plástico sobre sus cruces pectorales mientras hacían fila para comer en una pequeña calle al salir del Vaticano.


Florence Cooper, una turista de Vancouver, tropezó con un grupo de ellos, vestidos con su distintiva sotana negra con botones y faja de color escarlata.

“¿Puedo tomar una foto?”, preguntó Cooper, de 69 años. Los cardenales pusieron sus brazos alrededor de sus hombros mientras su marido tomaba una instantánea.

Asombrada por su buena suerte, agradeció a los italianos su amabilidad y levantó la medalla de San Cristóbal que colgaba de su cuello para que la bendijeran. Fue entonces cuando Fausto Maria Rivalta, de 64 años, la interrumpió.

“Somos extras en una película”, explicó.

La sonrisa en el rostro de Cooper se desvaneció.

“Pensé que eran cardenales”, dijo ella... igual que mucha gente.

 

Invaden cardenales El Vaticano

Hace unos días, eminencias de imitación transitaron por las calles que rodean al Vaticano para el rodaje de un drama de Netflix, aún sin nombre, sobre la relación entre el Papa Francisco, interpretado por Jonathan Pryce, y Benedicto XVI, interpretado por Anthony Hopkins, durante la transición papal del 2013.

Afuera de un restaurante, Renato Friscotti, de 72 años, estaba de pie en medio de un pequeño grupo de cardenales falsos y explicó cómo consiguió el empleo.

“Nos eligieron porque nos parecemos a ellos”, dijo. “Tenemos largas narices aguileñas. Y somos muy viejos”.

Friscotti, un técnico jubilado, comentó que posar con la gente e impartir ocasionalmente una bendición a los turistas era lo menos que él y sus amigos podían hacer.

“Los dejamos que piensen lo que quieran. Los hace felices”.

Antes de comenzar a filmar, uno de los guardias de seguridad me llevó a las carpas que estaban al otro lado de la calle. A mi lado estaba Pryce, quien lucía idéntico a Francisco (el Cardenal Jorge Mario Bergoglio antes de usar la vestimenta papal).

Reía con el equipo de producción y yo tomé una foto de una mujer que pasaba un removedor de pelusa sobre su atuendo.

Un miembro de la producción exigió que borrara la fotografía.

“Éste”, proclamó el miembro del equipo de producción, a la sombra de la Basílica de San Pedro, el Santo Oficio y el hogar del Papa, “es el dominio de Netflix”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

sa Netflix pagos para nuevo contenido

 

    Ted Sarandos, el director de contenido de Netflix, aseguró que aproximádamente el 85 por ciento de sus gastos se usa para crear contenido original. Foto: archivo

    Ted Sarandos, el director de contenido de Netflix, aseguró que aproximádamente el 85 por ciento de sus gastos se usa para crear contenido original. Foto: archivo

    Ted Sarandos, el director de contenido de Netflix, aseguró que aproximádamente el 85 por ciento de sus gastos se usa para crear contenido original. Foto: archivo

 

REFORMA / Redacción

Cd. de México (14 mayo 2018).- El jefe de contenido de Netflix, Ted Sarandos, estimó que aproximadamente el 85 por ciento de los gastos de la compañía va para el desarrollo de las series y películas de contenido original, según reportó Variety.

 

Sarandos agregó que Netflix tiene 470 producciones originales agendadas para estrenarse entre este mes y el fin de año, llevando a la plataforma un total de mil producciones nuevas.

Notas Relacionadas

Trasmitirá Netflix antología de Del Toro

Anuncian temporada 2 de 'Perdidos...'

Producirá Del Toro 'Historias de Miedo'

 

 

En estudios recientes se encontró que las licencias que Netflix otorga a diversos contenidos que entran a su catálogo le general el 80 por ciento de visualizaciones en Estados Unidos; no obstante, parte de los estudios que vendieron su contenido a la plataforma han comenzado a guardar sus productos para sus propios servicios de streaming o para elevar sus precios.

 

Sarandos comentó que la inversión destinada a películas de diversos estudios se ha disminuido hacia aquellos filmes que son de estreno, puesto que opina que si una persona quiere ver una cinta actual opta por verla en el cine, por lo que se pierde una cantidad grande de dinero en ello.

 

"Dijimos: quizás podríamos poner el billón de dólares que usábamos para los estrenos en nuestros filmes originales", comentó.

 

El director ve posible la oportunidad de desarrollar más contenido sin guiones como Queer Eye, así como el firmar diversos contratos con showrunners como Shonda Rhimes y Ryan Murphy.

 

Netflix dio a conocer previamente que se encuentra en miras de pasar de una inversión de siete millones de dólares a ocho millones para su contenido original en las producciones de este año.

 

 




comentarios