Estado

Gresca en Congreso por albazo en premio

Jaime Armendáriz/
El Diario de Chihuahua | Viernes 09 Marzo 2018 | 00:00:00 hrs

El Diario de Chihuahua  / A gritos exigen respetar la convocatoria

Chihuahua– Gritos, acusaciones de violencia de género y protestas contra los diputados se vivieron ayer en el Congreso del Estado en el marco del Día Internacional de la Mujer y justo el día que entregaron el premio a la Chihuahuense Destacada 2018.


La jornada en el Legislativo comenzó a las 8:30 de la mañana con el vacío hecho por la oposición a una reunión de diputados para aprobar el dictamen de las ganadoras de ese premio.

La bancada del PAN utilizó sus votos en mayoría para avalar el documento e intentar debatirlo, pero al presentarlo en la sesión ordinaria estalló la crisis parlamentaria.

Legisladores denunciaron supuestos cambios de último minuto en los nombres de las ganadoras y se hicieron señalamientos contra el coordinador panista, Jesús Villarreal, por carecer de oficio político para conducir los acuerdos.

Acusaron al PAN de buscar utilizar “nuevamente” la mayoría de votos para avalar “una irregularidad”, dado que el martes pasado el blanquiazul usó sus votos, apoyado por Encuentro Social para aprobar por sí mismos la Ley de Juicio Político, en una sesión abandonada por el resto de los partidos.

Isela Torres, coordinadora priista refirió que ya había una lista de ganadoras, pero ante la inconformidad de la directora del Instituto Chihuahuense de la Mujer, Emma Saldaña, aseguró, se pidió cambiar el documento y poner “a sus elegidas”.

Para ayer se tenían programadas dos sesiones en el Congreso: la ordinaria a las 10:00 horas y la solemne al mediodía para entregar el reconocimiento a las mujeres.

A pesar de ello, en la primera tenían proyectado aprobar una serie de dictámenes y presentar iniciativas, pero no lo relativo al galardón.

Al inicio, la diputada panista Rocío González propuso integrar en el orden del día ese debate y de inmediato, tanto Isela Torres, del PRI, como Alejandro Gloria, del PVEM, Pedro Torres, de Morena y Crystal Tovar, del PRD condenaron la forma en que Acción Nacional pretendía meter a discusión un asunto no aprobado formalmente con fallas legislativas.

La oposición encaró al presidente en turno, el panista Jorge Soto, a quien le pedían la palabra para mantener la discusión mientras los ánimos se caldeaban con visiones encontradas sobre la ilegalidad o no del proceso.

La legisladora María Antonieta Mendoza, de Nueva Alianza y secretaria de la mesa directiva, con el micrófono apagado, exigió atender una propuesta, salida del pleno, para solicitar un receso y tratar el tema por los coordinadores; fue conminada por Soto a dejar el lugar de la Secretaría y pasar a la tribuna.

“Si va a estar con esta actitud le pido que se baje y que suba el prosecretario”. Con esa frase, Soto desató el enojo de los legisladores entrampados en el debate, que incluso subieron a la tribuna y el panista se vio obligado a decretar un receso.

Esa expresión le valió acusaciones de Mendoza por violencia política de género, que denunció públicamente y aseguró que la habían amenazado si seguía con sus señalamientos y, al reanudar la sesión, lo hizo con una cartulina pegada en su espacio para indicar que había sido violentada por Soto.

Previo a la reanudación, coordinadores, subcoordinadores y representantes de partidos intentaron, sin mucho éxito, dar fin a la crisis parlamentaria. Aprobaron finalmente por mayoría el decreto para el premio Chihuahuense Destacada, pero adelantaron que la actitud de esa mayoría, la del PAN, respaldada con el voto de Encuentro Social, debía cambiar ante la falta de consensos.

Pasaron al pleno y ahí vino otro conflicto. Integrantes del Movimiento de Mujeres protestaron con el argumento de que la convocatoria no era respetada al haber modificado el nombre de las ganadoras.

Salieron del recinto y acusaron que diputadas encabezadas por Nadia Siqueiros (PAN) habían hecho esos movimientos sin respetar que un jurado, conformado por tres personas, ya habían elegido a una mujer de Ciudad Juárez, para una de las cinco categorías del galardón.

La afectada era Cecilia Espinosa, quien aseguró haber sido notificada desde el miércoles para recibir el premio y le reservaron hospedaje en la capital, pero al llegar, supo que su nombre ya no estaba entre las ganadoras. Aun así, sus compañeras le entregaron un reconocimiento simbólico a las afueras de la Torre Legislativa.

Mientras tanto, al interior del Congreso, se entregaban los premios de manos del gobernador Javier Corral a Cynthia Elizabeth Aguirre Acosta en la categoría de disciplinas artísticas; Guadalupe Janette Ríos Beltrán, por su labor en obras asistenciales; Georgina Graciela Ayub Chávez, en literatura; Quisia Yaneli Guicho Recio, por disciplina deportiva; Nathalie Veronique Desplas Puel, por campo científico y Alejandra Guerrero Espitia, por lucha feminista.

Ninguna pudo hacer uso de la tribuna por acuerdo de la mayoría del Congreso, con el argumento de tener un espacio en la noche, en cena de gala, para expresarse.

Al finalizar la sesión solemne, el PAN ofreció una rueda de prensa para atribuir los conflictos de este día, y del martes pasado, a un momento político electoral. Respaldaron además a su compañero Jorge Soto y descartaron que hubiera violencia o agresión contra la diputada Mendoza (Panal).

Finalmente, el coordinador Villarreal avizoró que podría haber más roces en temas secundarios del Sistema Anticorrupción, y aunque dijo que buscarían acuerdos con los otros partidos, advirtió que en caso de no hacerlo, aplicarían el voto de la mayoría. “Si no sacamos consensos, sacaremos mayoría”, sentenció. (Jaime Armendáriz/El Diario)

[email protected]

 





comentarios