Estado

'El gobierno de Corral me obligó declararme culpable de desvio'

El Diario de Juárez | Lunes 12 Marzo 2018 | 10:03 hrs

Archivo/El Diario de Juárez /

Karla Areli Jurado Bafidis, exfuncionaria de cuarto nivel de la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte de Chihuahua, acusó al gobierno estatal, encabezado por Javier Corral Jurado, y a la Fiscalía General de Justicia, de presionarla sicológicamente y amenazarla con sentenciarla a 12 años de prisión si no aceptaba ser responsable del desvio de 246 millones de pesos, cometido en 2016, y ser testigo protegido para declarar en contra del exmandatario César Duarte y otros exfuncionarios, de acuerdo con lo publicado por La Jornada.


Por el mismo delito que se atribuye a Jurado Bafidis fue señalado Ricardo Yáñez Herrera, exsecretario de Educación, Cultura y Deporte, quien se declaró culpable y se le sentenció a cuatro años de cárcel en un juicio de procedimiento abreviado. Actualmente se encuentra recluido en el penal estatal Aquiles Serdán.

En un cuestionario que le envió La Jornada, Karla Areli Jurado Bafidis expuso: Tuve mucho miedo de pasar 12 años en la cárcel. Yo jamás supe de ese dinero. Estaba a cargo de una oficina, no de la administración de la Secretaría, como lo han presentado. Llevaba apenas cuatro días trabajando cuando se dio la desviación del dinero.

Afirmó que su juicio está lleno de irregularidades. “Se violaron todas las leyes y garantías constitucionales, porque para acusarme nunca me enviaron citatorio. Me detuvieron sin orden de aprehensión, me incomunicaron y obligaron a firmar para estar en un juicio abreviado lleno de mentiras y verdades a medias”.

Jurado Bafidis recordó que tenía cuatro días de haber llegado a su oficina cuando sus jefes le pidieron firmar un contrato de servicios de capacitación de empresas que resultaron ficticias, a pesar de que su función era en un área administrativa; es decir, distinta a la académica, en la que no tenía nada que ver.

Consideró que el comité de adquisiciones del gobierno de Duarte Jáquez ya había planeado y premeditado el robo desde un año antes, para desviar dinero a las campañas del Partido Revolucionario Institucional. Sólo faltaba a quien echarle la culpa.

Karla Areli insiste en que es inocente y que al ser detenida dejó a su esposo y a sus tres hijos en el abandono, con problemas económicos y morales, al ser señalada como culpable, y sin recursos para contratar un abogado, mientras los verdaderos culpables son conocidos, denunciados y señalados.

En septiembre pasado, Jurado fue sentenciada a tres años de prisión y a la restitución de 246 millones de pesos, en un juicio en el cual la presentaron como exdirectora administrativa de la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte, lo cual no era cierto, pues sólo estaba a cargo de una sección.





comentarios