Estado

Vinculan a 4 enfermeras por dar medicina errónea a bebé

Miguel Silva
El Diario | Jueves 11 Octubre 2018 | 00:00:00 hrs

El Diario de Chihuahua / El incidente ocurrió en el Hospital Infantil de Chihuahua el 29 de septiembre del 2015

Chihuahua— Cuatro enfermeras del Hospital Infantil de Chihuahua, fueron vinculadas a proceso en libertad condicional luego de que la Fiscalía General del Estado (FGE) acreditara su probable responsabilidad de suministrar medicamento erróneo a un bebé de tan sólo 26 días de nacido, en hechos ocurridos el 29 de septiembre del 2015.

A la fecha el menor presenta problemas en la movilidad de miembros izquierdos, en la visión de ambos ojos y daño neurológico.

De esta manera Paola Angélica L. C., quien se desempeñaba como practicante de Enfermería, así como Johana Patricia A. A., Guadalupe V. H. y Sandra Verónica L. N., enfermeras en el mencionado hospital, se encuentran bajo investigación por el delito de lesiones imprudenciales.

La vida del pequeño Marco Alejandro cambió antes de que pudiera cumplir un mes de nacido debido al suministro de un medicamento erróneo; ahora presenta lesiones irreversibles que con el paso del tiempo se pueden hacer más evidentes y generar otras afectaciones.

Aquel día Luz Elba Urrutia, madre de la víctima, acudió al Hospital Infantil para valoración con sus dos gemelos, al pequeño Juan Antonio se diagnostica con reflujo y anemia leve, por lo que es trasladado a piso, sin embargo a Marco Alejandro lo solicitan en urgencias por orden de la doctora Mónica Judith Rivero Estrada, responsable del área.

Al pequeño se le aplicó una inyección de 90 ml de gluconato de calcio y 45 ml de solución fisiológica y que posteriormente le causaría un daño irreversible; fue la propia madre la que se percató de que su bebé presentaba enrojecimiento en su pierna además de inflamación, por lo que dio aviso a la doctora Rivero Estrada.

Al día siguiente de la aplicación de la vacuna, personal del hospital le indica a la madre que su hijo presenta un derrame cerebral, fallo renal y daño en el corazón; ante esto, los padres del recién nacido interpusieron una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE), por los daños que le ocasionaron al bebé, con esto se abrió el expediente 19-2015-0030673 por el delito de suministro de medicinas nocivas o inapropiadas en contra de quien resulte responsable.

Tres enfermeras cesadas de su cargo por este caso, en su declaración ante la Fiscalía General del Estado, alegan no haber tenido contacto con el menor afectado. Asentaron haber sido privadas de la libertad y obligadas a firmar su renuncia y responsabilizan a la pasante de enfermería de lo sucedido.

Las investigaciones arrojaron que Paola Angélica L. C. llenó de manera equivocada la solicitud de la solución pedida por el médico y requirió 90 mililitros de gluconato de calcio, la cual fue preparada por Guadalupe V. H., a sabiendas de que esa cantidad es para ocasionarle daños a cualquier persona independientemente de edad y peso.

Asimismo, Johana Patricia A. A. recibió la solicitud y entregó la solución sin antes confirmarlo con el médico y finalmente Sandra Verónica L. N. suministró la sustancia al infante, quien sufrió múltiples lesiones que pusieron en riesgo su vida.

Una vez recopiladas las pruebas testimoniales, periciales, verificación de datos e información, las cuatro involucradas fueron citadas por la autoridad judicial, que les dictó un auto de vinculación a proceso penal por los hechos antes descritos.

Cabe destacar que las imputadas se encuentran suspendidas del Hospital Infantil de Especialidades del Estado desde hace un año.

Durante la continuación de la investigación se determinará a través de diversas periciales médicas si las secuelas provocadas al menor son definitivas, así como la cuantía de la reparación del daño; de ser encontradas penalmente responsables podrían causar de tres a seis años de prisión.

Actualmente Luz Elba Urrutia, madre del menor afectado, es asistida por la Comisión Estatal de Víctimas, quien le asignó representación legal y asesoría durante el tiempo que dure el caso, hasta que se logre el resarcimiento del daño.

Cabe señalar que la Secretaría de la Función Pública investiga el actuar del personal médico y no se descarta que exista responsabilidad, aunque sea administrativa.

[email protected]



comentarios





también te puede interesar