Estados Unidos

Trump no lee reportes de inteligencia, prefiere que se los platiquen

El Diario de Juárez | Viernes 09 Febrero 2018 | 17:07 hrs

Agencias /

Durante gran parte del último año, el presidente Trump se ha rehusado a participar en un hábito seguido por sus últimos siete antecesores: casi nunca lee el Informe Diario Presidencial, el documento donde se resume la información más urgente recolectada por instancias federales de inteligencia en focos rojos situados alrededor del mundo, escribió The Washington Post.


Trump ha optado por recurrir a un reporte verbal de temas de inteligencia seleccionados que se le da en la Oficina Oval en vez de recibir a diario el documento escrito completo para su revisión, de acuerdo con tres personas familiarizadas con los informes.

La lectura del generalmente grueso libro de inteligencia no es “el estilo de aprendizaje” que Trump prefiere, de acuerdo con una persona que sabe al respecto.

El arreglo hace resaltar la impaciencia de Trump con los exhaustivos documentos clasificados que llegan al comandante en jefe —material que el mandatario ha señalado prefiere lo más resumido posible—. Pero al no leer el informe diario, el Presidente podría socavar su capacidad para responder ante las crisis de la manera más efectiva, advirtieron expertos en inteligencia.

Poco después de que Trump asumió el poder, analistas intentaron adaptar sus sesiones de inteligencia para un presidente famoso por su breve periodo de atención y conocido por recibir gran parte de su información a través de los conservadores conductores de Fox News Channel. En los reportes verbales se incluyeron fotografías, videos y gráficas.

Tras varios meses, Trump dejó claro no estar interesado en revisar una copia personal del informe escrito de inteligencia conocido por sus siglas en inglés como el PDB, preparado antes del amanecer a efecto de proporcionar al Presidente la mejor actualización sobre los sucesos mundiales, de acuerdo con personas con conocimiento de la situación.

Funcionarios de la administración defendieron el hecho de que Trump utilice sesiones verbales y dijeron que recibe informes completos de inteligencia, señalando que históricamente los presidentes siempre han intentado recibir la información en formas distintas.

Colaboradores señalan que Trump recibe su reporte de inteligencia en persona casi a diario, aunque en los horarios presidenciales difundidos públicamente se indica que en los meses recientes las sesiones han estado llevándose a cabo en promedio cada dos o tres días, por lo general aproximadamente a las 11 am.  

Otra persona familiarizada con el proceso dijo que, en ocasiones, Trump ha pedido a los informantes retirarse. Ha movido de un lado a otro la cabeza, fruncido el ceño y se ha quejado de que los reportes iban dirigidos a él “como si no entendiera”, dijo esta persona.  




comentarios