Estados Unidos

Enfrenta acusaciones nominado de Trump

The New York Times | Martes 24 Abril 2018 | 12:57 hrs

Associated Press /

Washington— El Comité de Asuntos de Veteranos del Senado examina las acusaciones contra el médico Ronny Jackson, nominado del presidente Donald Trump para dirigir el Departamento de Asuntos de Veteranos, es responsable de un entorno de trabajo hostil en su labor dentro de la Casa Blanca, además de que permitió la sobreprescripción de medicamentos, informaron funcionarios del Congreso.

Asimismo, los miembros del Comité recibieron quejas de que Jackson consumía altas cantidades de alcohol mientras se encontraba en horas laborales.

Las acusaciones, mismas que son investigadas desde la semana pasada, forzaron el aplazamiento de la audiencia de confirmación del médico, prevista para este miércoles, cuando los senadores le cuestionarían su labor de dirigir al personal médico de la Casa Blanca.

Los funcionarios familiarizados con las acusaciones se negaron a ofrecer detalles sobre el tema, pero aseguraron que sugieren un patrón de comportamiento, no solo uno o dos incidentes aislados.

Tras el anuncio del aplazamiento, el Comité no anunció una nueva fecha para la audiencia.

"El Comité del Senado para Asuntos de Veteranos pospone la audiencia para considerar al nominado como secretario del Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos a la luz de la nueva información presentada", afirmaron el senador Johnny Isakson, presidente del comité, y Jon Tester, líder demócrata, en una declaración conjunta que no dio mayores detalles sobre las acusaciones.

"Nos tomamos muy en serio nuestro deber constitucional de investigar minuciosa y cuidadosamente a cada candidato enviado al Senado para su confirmación", agregaron.

"Seguiremos investigando estas acusaciones graves y hemos solicitado información adicional a la Casa Blanca para que el comité pueda realizar una revisión completa".

En una carta al presidente, ambos senadores solicitaron cualquier y toda comunicación entre el Departamento de Defensa, la Oficina Militar de la Casa Blanca y la unidad médica de la residencia presidencial con respecto a acusaciones o incidentes que involucren Jackson hasta 2006.

En la audiencia pospuesta, se esperaba que el contraalmirante de la Marina que se desempeña como médico de la Casa Blanca enfrentara cuestionamientos difíciles durante su testimonio ante el Comité.

En marzo, el Mandatario estadounidense despidió a su primer secretario de Asuntos de Veteranos, David J. Shulkin, experimentado administrador de hospitales, para proponer al médico de la Casa Blanca, en gran parte por afinidad personal.

Según reportes, previo al anuncio de su nominación a través de Twitter, la residencia presidencial no investigó lo suficientes lo relacionado con los antecedentes de Jackson, quien se había desempeñado anteriormente como médico de medicina de emergencia a Taqaddum, Iraq.

 



comentarios





también te puede interesar