Estados Unidos

Quieren en EU portar armas sin permiso del gobierno

El Diario de Juárez | Martes 08 Mayo 2018 | 12:08 hrs

Agencias |

Miembros de la Asociación Nacional del Rifle no van a estar a la defensiva debido al creciente apoyo del público para que haya nuevas regulaciones sobre las armas, después de los continuos tiroteos masivos que se han registrado en todo el país, publicó The Houston Chronicle.

De hecho, algunos están preparados para tomar la ofensiva y dar un nuevo impulso para que las armas de fuego sean más accesibles.

Debido a que miles de simpatizantes y manifestantes de la Segunda Enmienda se dieron cita el viernes en la reunión anual del grupo, algunos miembros aseguran que fue el momento adecuado para intensificar los esfuerzos ante la Legislatura de Texas para que se apruebe una ley constitucional que haría legal el portar armas sin tener que pedir permiso al gobierno.

La legislación constitucional para portar armas estará en la agenda de Austin cuando los legisladores de Texas tengan su próxima sesión regular a principios de enero.

Once Estados han aprobado esa ley, y los activistas están ansiosos de que Texas se una a ellos el próximo año.

Sin embargo, los texanos que desean que haya más regulaciones sobre las armas se mantienen firmes, como es el caso de Laura McMillen, una madre de dos hijos de Austin que apoya el que haya nuevas restricciones en la compra de armas para que se frenen los tiroteos masivos en las escuelas y en otros lugares públicos.

A nivel nacional, está aumentando el apoyo para que haya más control hasta de los dueños de las armas. De acuerdo a una encuesta de Quinnipiac realizada poco después del tiroteo que ocurrió en febrero en Florida, detectó que el 50 por ciento de los que respondieron apoyan leyes más estrictas, lo cual representa un incremento del 7 por ciento en comparación con la encuesta realizada el pasado mes de diciembre.

Sin embargo, oficiales de la Asociación Nacional del Rifle, tienen confianza en que sus simpatizantes se mantengan firmes para resistir más regulaciones y puedan difundir el mensaje de que una mayor intervención del gobierno no es la solución a la rampante violencia con las armas que sufre el país.

Aunque ambas partes están tratando de aprovechar lo que consideran sería un cambio político sobre el tema de las armas, la mayoría de los funcionarios en el gobierno de Texas, que está integrado mayormente por republicanos, dijeron que dudan que haya nuevas restricciones próximamente — aun cuando los demócratas insisten en que los cambios serán parte de la oleada azul que habrá en las elecciones de noviembre.

@



comentarios





también te puede interesar