Estados Unidos

Empresa que monitorea llamadas de reos espió a estadounidenses

El Diario de Juárez | Viernes 11 Mayo 2018 | 12:23 hrs

The New York Times |

Miles de cárceles en Estados Unidos utilizan los servicios de una empresa llamada Securus Technologies, que se dedica a monitorear las llamadas de los internos.


Sin embargo, el excomisario del Condado de Mississippi, utilizó un servicio menos conocido de Securus, que es el de rastrear los teléfonos celulares de las personas, incluyendo los de otros oficiales, sin tener una orden de la corte, de acuerdo a los cargos que le fincaron en una corte estatal y federal, informó The New York Times.

Esa empresa puede rastrear el lugar en donde se encuentra casi cualquier teléfono celular en Estados Unidos en cuestión de segundos. Consigue la información al navegar en un sistema que usualmente es utilizado por los vendedores y otras empresas para conseguir información y que pertenece a importantes empresas telefónicas, incluyendo a AT&T, Sprint, T-Mobile y Verizon, según muestran los documentos.

Debido a que el rastreo de la ubicación es cada vez más preciso, y tomando en cuenta que más personas llevan consigo su teléfono en cualquier momento, la habilidad que tienen las autoridades y compañías como Securus para obtener la información se ha convertido en una mayor preocupación sobre la privacidad.

Securus ofrece el servicio de localización como algo adicional a las autoridades y oficiales de las correccionales, lo cual es parte de las estrategias para atraer a los clientes en esa lucrativa pero competitiva industria.

En sus paquetes promocionales, la empresa, que es uno de los proveedores más grandes de teléfonos en las prisiones del país, relata varias instancias en las que el servicio ha sido utilizado.

En una de ellas, una mujer que fue sentenciada a rehabilitación contra las drogas, abandonó la clínica en donde la atendían y eventualmente fue localizada por un oficial que usó ese servicio.

Otros ejemplos incluyen a un oficial que encontró a un paciente de Alzheimer que había desaparecido, unos detectives lo usaron para obtener la precisa ubicación de un sospechoso en un caso de homicidio.

El servicio proporcionado por Securus revela una potencial debilidad en un sistema que se supone protege la información privada de millones de usuarios de teléfonos celulares.

Un portavoz de la empresa dijo que “Securus no es un juez ni procurador de Distrito, y que la responsabilidad de presentar la documentación legal recae en las autoridades. Ofrecemos este servicio sólo a las autoridades y correccionales, no todos los oficiales tienen acceso al sistema”.

Con el consentimiento de los clientes, las empresas de telefonía móvil les venden la habilidad que tienen de adquirir información sobre la ubicación para propósitos comerciales como enviar cupones cuando alguien está cerca de una tienda, asistencia en el camino o protección contra fraude bancario.

Las cortes se encuentran divididas sobre si los investigadores necesitan una orden legal para obtener información sobre la ubicación de alguien. En algunos Estados, se requiere una orden judicial para cualquier tipo de rastreo telefónico. En otros, es necesaria si un investigador desea la información en tiempo real. Y en otros, no se necesita.

Securus fue fundada en Dallas en 1986, ha comercializado su servicio de ubicación como una manera que tienen los oficiales para detectar a dónde llaman los internos. 

La empresa asegura que ha impedido intentos de escape, la introducción de contrabando en las cárceles y ha ayudado a rastrear llamadas a lugares “conocidos por generar actividades ilegales”.




comentarios