Estados Unidos

Se desploma flujo de refugiados en EU

El Diario de Juárez | Miércoles 16 Mayo 2018 | 12:12 hrs

The New York Times /

El ritmo del flujo de refugiados que arriban a Estados Unidos ha disminuido tanto que casi se suspende, demostrando que la burocracia logró lo que Donald Trump no pudo conseguir mediante un orden ejecutiva, señala The New York Times.


La administración ha recortado el personal que realiza los interrogatorios de visto bueno en el extranjero, intensificado el proceso de revisión de refugiados y, en el caso de quienes sean considerados de alto riesgo, duplicado la cantidad que deben pasar por filtro. En consecuencia, si el reducido número de refugiados admitidos continúa a su ritmo actual, se espera que solamente lleguen a Estados Unidos 20 mil para fin de año, la cantidad más baja desde que en 1980 se creó el programa de reubicación al promulgarse el Decreto sobre Refugiados.

La disminución más drástica se ha registrado en el número de musulmanes reubicados. Durante el año fiscal 2016, a Estados Unidos llegaron 38 mil 900 refugiados musulmanes, de acuerdo con estadísticas del Departamento de Estado. Al año siguiente, dicha cifra bajó a 22 mil 861. El presente año fiscal, sólo han arribado dos mil 107.

Se ha admitido a un total de 13 mil 051 refugiados de todos los orígenes, lo cual vuelve poco probable que se alcance el límite original de 45 mil —aproximadamente la mitad de los que llegaron en el curso del último año del gobierno de Obama— que planeó la administración.

“Es muerte por miles de golpecitos”, dijo Jennifer Sime, vicepresidenta del Comité Internacional de Rescate, una de las nueve instancias nacionales de reubicación contratadas por el Departamento de Estado. “Poco a poco —hasta que se llega al punto en que no viene nadie”.

Un vocero del Departamento de Estado no rechazó que el ritmo estuviera bajando y señaló la posibilidad de que los tiempos de trámites fueran más prolongados debido a que el Gobierno está implementando nuevos protocolos de revisión. Y la reubicación de refugiados, insistió la dependencia, no era la única manera de asistir a las personas desplazadas.

Aun antes de que Trump asumiera el poder, la reubicación de los refugiados constituía un trámite prolongado en el cual intervenían varias dependencias, llegando las revisiones a tardar hasta dos años.

Poco después de que Trump entró a la Presidencia, tomó medidas destinadas a cancelar la entrada de refugiados a través de una serie de medidas ejecutivas, esfuerzo que al principio los tribunales federales contuvieron.

Corporaciones policiacas y de inteligencia estadounidenses revisan de forma extensa los antecedentes de los refugiados entrevistados en el extranjero. El Gobierno ahora estipula que los refugiados proporcionen números telefónicos y domicilios de hasta 10 años antes, en vez de cinco, así como sus cuentas de redes sociales y su e-mail, aumentando el papeleo. Además ha ordenado un filtro adicional para los refugiados procedentes de 11 países de alto riesgo, provocando mayores demoras.

Durante la administración Obama, dijo Barbara Strack, exdirectora de la División de Asuntos para Refugiados adscrita a Servicios de Ciudadanía e Inmigración, había presión para alcanzar el tope de 85 mil personas, pero con Trump no existe compromiso alguno para llegar al número permitido. “Este año lo sorprendentemente distinto es que al parecer no hay prisa por hacer algo respecto al dramático rezago en las revisiones de seguridad”, señaló.

El rezago ha dejado en el limbo a los refugiados en el extranjero. 





comentarios