Estados Unidos

Sigue gobierno de Trump separando a niños de sus familias

El Diario de Juárez | Jueves 06 Diciembre 2018 | 07:33 hrs

 |

Desde que el gobierno de Trump anunció que terminaría su práctica de separar familias indocumentadas en junio bajo su política de inmigración de "cero tolerancia", 81 niños han sido separados de sus familiares luego de ser detenidos en la frontera sur, según cifras del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) publicadas el jueves, públicó CNN.

El DHS dice que las separaciones se debieron a la actividad delictiva, o afiliación a una pandilla por parte de los adultos, o a la hospitalización. Al menos 20 adultos fueron separados debido a acciones legales por "otras razones" que no estaban claras a partir de los datos.

De las separaciones, que abarcan del 21 de junio al 30 de noviembre, hubo 81 niños y 76 adultos separados de sus familiares.

En una declaración publicada el jueves, la vocera del DHS Katie Waldman dijo: "Como ya hemos dicho, las cifras han cambiado: las separaciones son raras. Aunque hubo un breve aumento durante la política de tolerancia cero y hubo acciones legales contra adultos, los números han vuelto a cero. No obstante, los números que hemos compilado recientemente demuestran inequívocamente que los contrabandistas, los traficantes de personas y los actores nefarios intentan utilizar a cientos de niños para explotar nuestras leyes de inmigración con la esperanza de entrar en Estados Unidos".

El DHS no proporcionó ninguna prueba para respaldar la afirmación de que se estaba utilizando a niños para ingresar a Estados Unidos.

Los niños siguen siendo separados si el adulto no es el padre o tutor legal, si la seguridad del menor corre peligro, si existe una razón médica grave o por actividad delictiva grave por parte del adulto, dijo Waldman en el comunicado.

Las nuevas cifras contrastan con el número de niños separados durante los dos meses anteriores de este año cuando la política de inmigración de "cero tolerancia" de la administración estaba en pleno efecto.

Bajo esa polémica política, más de 2.000 niños fueron separados de sus padres en la frontera del 19 de abril al 31 de mayo, luego de que el entonces secretario de Justicia Jeff Sessions ordenara a los fiscales federales presentar cargos contra todos los inmigrantes que cruzaran la frontera ilegalmente. Después de intensas presiones públicas y reacciones violentas, el presidente Donald Trump firmó un decreto el 20 de junio para revertir el rumbo de las separaciones familiares, que había dado lugar al mayor aumento de familias divididas en la frontera.

La práctica de separaciones familiares no solo provocó una indignación generalizada, sino que también provocó una batalla legal en curso para reunificar a los niños separados. La semana pasada, un juez federal en California que ordenó al gobierno estadounidense reunificar familias y criticó al gobierno por no contar con un sistema eficaz de seguimiento de los niños, sugirió en el tribunal que eventualmente consideraría ordenar al gobierno que cree un mejor sistema de base de datos.

No está claro cuáles eran los niveles anteriores de separación familiar antes del año fiscal 2017, dice el DHS, porque no se registraron los registros de separaciones familiares. "En el pasado hubo casos de padres separados de sus hijos", dijo anteriormente a CNN David Bier, un analista de política de inmigración del Cato Institute, un grupo de expertos libertarios. "Pero ninguna administración ha institucionalizado la práctica de la separación familiar en una escala tan intencional y tan amplia como lo intentó la administración Trump".

Sin embargo, a fines del mes pasado, Trump tuiteó que "tenía exactamente la misma política que el gobierno de Obama" con respecto a la separación familiar. El dijo al reportero en el jardín sur de la Casa Blanca: "Obama tenía una política de separación. Todos teníamos la misma política ... pero a la gente no le gusta hablar de eso".

Si bien ha habido un descenso en las separaciones desde el decreto del presidente que establece que la política administrativa es "mantener la unidad familiar", la falta de datos previos impide una comparación paralela con administraciones pasadas.

En el año fiscal 2017, que comenzó bajo la administración Obama, la Patrulla Fronteriza separó a 1.065 miembros de la familia de 75.622 arrestos familiares, 46 por fraude y 1.019 por problemas médicos o de seguridad, informó el DHS.

Los datos de 2017 se compilaron mediante la comprobación manual de cada caso y no están disponibles en un desglose más detallado, según un funcionario del DHS.

Además, según el DHS, no se registraron las separaciones familiares antes de 2017.

De octubre de 2017 a febrero de 2018, 703 miembros de la familia fueron separados de entre 31.100 capturas familiares: de ellos, 191 fueron por fraude y 512 por motivos médicos o de seguridad, según datos proporcionados por DHS.

Estas cifras proporcionadas por DHS no se desglosan por adultos y niños.

La información de abril a junio 20 no se proporcionó debido a litigios en curso, según el funcionario del DHS. Los datos de marzo de 2018 nunca se calcularon.



comentarios





también te puede interesar