Internacional

Muere uno durante protestas en Cisjordania

Associated Press | Viernes 08 Diciembre 2017 | 11:36 hrs

Associated Press |

Jerusalén— Un hombre de 30 años fue muerto en Gaza y varias decenas fueron heridos en escaramuzas entre las fuerzas israelíes y manifestantes en la frontera del territorio palestino con Israel, informó el ministerio de Salud palestino.

Mohammed Al-Masri fue alcanzado por una bala al este de Jan Yunis en el sur de Gaza y más de 35 palestinos fueron heridos, dos de ellos de gravedad.

Fue la primera muerte en las manifestaciones que estallaron en los territorios palestinos contra la decisión del presidente Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

El mando militar israelí dijo que los soldados en la frontera "dispararon selectivamente a dos instigadores principales" y los abatieron.

Palestinos chocaron con fuerzas israelíes en Cisjordania y Gaza y feligreses musulmanes desde Jordania hasta Indonesia salieron a las calles después de las oraciones del viernes en protesta contra el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por el presidente estadounidense Donald Trump.

Los manifestantes quemaron banderas israelíes y estadounidenses y pisotearon efigies de Trump.

En Cisjordania, los manifestantes prendieron fuego a neumáticos en Ramalá y Belén, donde se alzaron columnas de humo negro y espeso. En las calles, los soldados respondieron con gases y balas de goma a los palestinos que los apedreaban.

El mando militar israelí informó de protestas en 30 localidades de los territorios palestinos y el arresto de seis personas.

Paramédicos de la Media Luna Roja y autoridades de salud informaron de 13 personas heridas por munición de guerra y 47 por balas de goma en los territorios. Decenas más recibieron tratamiento por inhalación de gas, dijeron los paramédicos.

El anuncio de Trump, un cambio sísmico en la política exterior de Washington, enfureció a árabes y musulmanes, que lo consideran una expresión de flagrante tendenciosidad proisraelí en una de las disputas religiosas y políticas más candentes de la región.

Jerusalén es sede de importantes santuarios musulmanes y cristianos, además del sitio más sagrado del judaísmo. El sector oriental, anexado por Israel en 1967, es reclamado por los palestinos para su futura capital, pero Israel dice que no cederá parte alguna de la ciudad.

Grupos palestinos convocaron a grandes manifestaciones y la milicia Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, llamó a una tercera insurrección contra Israel.

La milicia Al Qaeda llamó a sus seguidores en todo el mundo a atacar lugares de interés vital para Estados Unidos, sus aliados e Israel. El sitio web as-Shahad, de Al Qaeda, llamó a la guerra santa contra Estados Unidos, opresor de los musulmanes.

En toda la región se multiplicaron las protestas, así como en Indonesia, Malasia y Pakistán.

En la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde se encuentra la mezquita de Al Aqsa, los feligreses se dispersaron luego de las oraciones del viernes.

El imán de la mezquita dijo a los feligreses que la ciudad "seguirá siendo musulmana y árabe".

"Lo que pedimos a los líderes árabes y musulmanes es acción, no declaraciones de denuncia", dijo el jeque Yousef Abu Sneineh a los aproximadamente 27 mil feligreses.

Durante décadas, la política de Washington fue de neutralidad con respecto a Jerusalén, acorde con el consenso internacional de que el destino de la ciudad santa debe ser resuelto en negociaciones.

El dramático anuncio de Trump el miércoles provocó la condena internacional, incluso de los aliados de Estados Unidos y varios gobernantes europeos advirtieron sobre el peligro de desestabilización.



comentarios





notas relacionadas

también te puede interesar