Internacional

Mueren 15 palestinos tras choques con Israel

Associated Press | Sábado 31 Marzo 2018 | 00:00:00 hrs

Associated Press / Policía fronterizo israelí durante el enfrentamiento

Ciudad de Gaza— Miles de palestinos marcharon ayer a la frontera de Gaza con Israel en la mayor manifestación en la zona en los últimos años, y 15 de ellos murieron por disparos israelíes en el primer día de lo que los organizadores de Hamas dijeron serán seis semanas de protestas diarias contra un opresivo bloqueo.


Fue el día más sangriento en Gaza desde la guerra transfronteriza entre Israel y Hamas en 2014.

Catorce de los manifestantes fallecieron y más de 750 resultaron heridos por los disparos israelíes a lo largo de la valla fronteriza, indicó el Ministerio de Salud palestino. Otro palestino fue muerto horas antes.

Las fuerzas armadas de Israel indicaron que miles de palestinos arrojaron piedras y neumáticos en llamas hacia los efectivos que estaban desplegados al otro lado de la cerca. Acusaron a los milicianos de tratar de realizar ataques ocultándose en la manifestación, e indicaron que, en un incidente, algunos palestinos dispararon contra los soldados.

La amplia participación de los inconformes en la peligrosa zona fronteriza es una muestra de la capacidad de organización de Hamas, aunque también muestra la desesperación de los residentes de Gaza tras una década de bloqueo fronterizo.

La vida en la franja costera se ha deteriorado más en los últimos meses debido al alto desempleo, la pobreza y apagones diarios durante horas.

Asmaa al-Katari dijo que participó en la marcha a pesar de los riesgos y que se unirá a las próximas protestas porque “la vida es difícil aquí en Gaza y no tenemos nada que perder”.

La estudiante de historia dijo ser descendiente de refugiados de lo que ahora es el desierto de Neguev, en el sur de Israel. Indicó que sus abuelos vivieron en tiendas como refugiados.

“Quiero decirle al mundo que la causa de nuestros abuelos no ha muerto”, agregó.

Ghanem Abdelal, de 50 años, dijo esperar que la protesta “traiga consigo un gran avance, una mejoría, a nuestra vida en Gaza”.

Trajo a su familia a un campamento de protesta cerca de la Ciudad de Gaza –una de cinco establecidas a varios cientos de metros de la cerca fronteriza–, donde distribuyó botellas de agua a mujeres y niños sentados sobre una colchoneta.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas inició una reunión de emergencia ayer para analizar los enfrentamientos en Gaza. Convocada por Kuwait, la sesión comenzó a puerta cerrada, pero después se convirtió en una discusión abierta.

La campaña de protestas tiene como fin poner de relieve la exigencia palestina al “derecho al regreso” a lo que ahora es Israel. La gran mayoría de los dos millones de habitantes de Gaza son descendientes de palestinos que huyeron o fueron expulsados de sus viviendas en la guerra de 1948 por la creación de Israel.

El 70mo aniversario de la fundación de Israel, que se cumple el 15 de mayo, es recordado por los palestinos como su “nakba”, o catástrofe, cuando cientos de miles fueron expulsados.

Las protestas en la frontera también son vistas como un nuevo intento de Hamas de romper el bloqueo impuesto por Israel y Egipto después de que Hamas tomó el control de Gaza tras desplazar a fuerzas leales a su rival, el presidente palestino Mahmud Abás, en 2007. El bloqueo continuo le dificulta a Hamas gobernar.

El líder de Hamas en Gaza, Yehiyeh Sinwar, dijo que las protestas son una señal a Israel y al mundo de que “nuestro pueblo no aceptará que continúe el asedio”.

La violencia del viernes comenzó antes del amanecer, cuando un agricultor palestino de 27 años que laboraba su campo fue alcanzado por el proyectil de un tanque israelí en el sur de Gaza, informó el Ministerio de Salud. Otro agricultor resultó herido por esquirlas.

Las fuerzas armadas israelíes dijeron que los tanques dispararon hacia personajes sospechosos en la frontera.

Horas después, las mezquitas utilizaron sus altavoces para exhortar a los habitantes de Gaza a que se dirigieran a los campamentos fronterizos. Una compañía de autobuses vinculada con Hamas los transportó a la zona. En total, decenas de miles se reunieron en los campamentos, aunque no todos se dirigieron hacia la frontera, señalaron testigos. Otras facciones palestinas también participaron en la organización.

El Ministerio de Salud indicó que cuando menos 1.000 personas resultaron heridas, incluidas 758 por disparos de arma de fuego y el resto por balas de goma y gases lacrimógenos.

Fawzi Barhum, portavoz de Hamas, elogió la amplia participación de los habitantes.

“Las grandes multitudes... reflejan la determinación del pueblo palestino para lograr el derecho al regreso y para romper el asedio, y ninguna fuerza puede detener este derecho”, afirmó.

Grupos de manifestantes arrojaron piedras contra soldados israelíes, quienes respondieron con armas de fuego, gases lacrimógenos y balas de goma.

 





notas relacionadas

comentarios