Local

Termina ante juez por golpear a su abuelo de 77 años

Blanca Carmona/
El Diario de Juárez | Lunes 12 Marzo 2018 | 00:00:00 hrs

Blanca Carmona/El Diario de Juárez / Carlos Valadez Ramírez

Un hombre acusado de haber golpeado a su abuelo de 77 años de edad, fue presentado ayer ante un Tribunal de Control acusado del delito de violencia familiar y se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva para garantizar la seguridad de la víctima.


Antes de fijar la cautelar, el juez de Control Lorenzo Villar Chavarría le preguntó al acusado Carlos Alejandro Valadez Ramírez si contaba con otro domicilio y al escuchar una respuesta negativa determinó enviarlo al Cereso 3 de Ciudad Juárez.

Los hechos sucedieron presuntamente el jueves pasado en el exterior de una casa en la calle Cocotero de la colonia Lázaro Cárdenas después de que una notificadora del Tribunal de Control acudió a ese domicilio para avisarle a Valadez y a su abuelo que al día siguiente iba a realizarse una audiencia judicial correspondiente a otra golpiza que presuntamente el primero de ellos le dio a Rafael Ramos Caudillo, de 77 años de edad.

Con anterioridad el afectado había denunciado que su nieto lo agredió físicamente, por ello el personal del Tribunal se presentó en el inmueble para llevarles el aviso judicial de la diligencia.

Al retirarse la notificadora, al parecer Valadez Ramírez le dio una cachetada y varios golpes en el rostro a su abuelo, además de amenazarlo de muerte diciéndole: “te va a cargar la chingada”.

Agentes estatales arrestaron al sospechoso y ayer él quedó a disposición del juez Villar Chavarría, quien declaró legal la detención, permitió que le formularan cargos legales y escuchó los datos de prueba reunidos en contra de él.

En la etapa de medidas cautelares el representante social solicitó la prisión preventiva argumentando que Valadez Ramírez y la víctima cohabitaban en la misma casa, además que el adulto mayor presenta una afectación psicológica grave y señaló que existía el riesgo de que fuera revictimizado si su nieto salía libre.

En su turno, el abogado defensor le indicó al Tribunal de Control que la prisión preventiva era desproporcionada para el delito de violencia familiar, que existen otras cautelares para salvaguardar a la víctima y asegurar la presencia de Valadez a juicio y el acusado tiene derecho a que se apruebe una salida alterna al proceso penal.

Al final, el juez preguntó y se dio cuenta que Carlos Alejandro Valadez no tiene otra casa donde puede vivir, y le impuso un año de prisión preventiva contando a partir de ayer.

[email protected]





comentarios