Local

Es zona fantasma el viejo Consulado

Iris González/
El Diario de Juárez | Lunes 14 Mayo 2018 | 00:00:00 hrs

Gabriel Cardona/El Diario de Juárez / Negocio abandonado  en un tramo de la López Mateos

Aunque la avenida Adolfo López Mateos tuvo un auge importante todavía hasta hace 10 años por la proliferación de distintas actividades relacionadas con trámites migratorios, hoy decenas de negocios se encuentran cerrados en los alrededores del antiguo Consulado Americano.

El cambio en las instalaciones de la representación de Estados Unidos en Juárez que se dio en noviembre del 2008 llevó a la quiebra a restaurantes, puestos de comida, estudios fotográficos, locales de asesoría migratoria, hoteles y clínicas de exámenes médicos.

Es un tramo de aproximadamente 200 metros, entre Hermanos Escobar hasta Benjamín Franklin donde ningún negocio sobrevivió tras la reubicación que se dio de las oficinas de gobierno estadunidenses al Paseo de la Victoria.

La antigua sede diplomáticas permitió que durante varias décadas esa zona fuera una de las más prosperas en la localidad, donde decenas de personas de diferentes partes del país venían a tramitar visas, residencias y ciudadanías.

El único negocio que trata de mantenerse en pie es el Hotel Plaza Consulado, sin embargo, de acuerdo a su encargado, hoy no se ocupa ni un 10 por ciento de la capacidad que se tenía todavía hasta hace una década.

“Los dueños me platican que anteriormente se hacían filas para ocupar habitaciones, no se daban abasto, pero ahora mire, solo unos cuantos cuatros están ocupados”, expresó Rogelio Garza, trabajadores del sitio.

Rogelio García, habitante desde hace más de tres décadas en el área, recuerda que por años esos locales fueron parte de la fuerza comercial del sector, sin embargo los propietarios se vieron en la necesidad de vender y comprar en otro punto, por la depreciación de sus propiedades.

El hotel La Playa fue uno otro de los que más resintió la mudanza de este espacio y hoy luce en ruinas, con huecos en lo que algunas vez fueron puertas y ventas.

El estacionamiento de este lugar es utilizado actualmente por los empleados del Technology Hub, mientras que los locales comerciales que estaban en su interior, también fueron abandonados.

Fue precisamente en febrero del 2014 cuando se adquirió el edificio de las antiguas oficinas consulares para un proyecto enfocado a convertir las ideas en negocios prósperos.

La nueva imagen de este espacio se abrió en noviembre del 2015 y aunque con ello se trató de revivir la zona, negocios abandonados, casas y edificios en venta, entre otras propiedades destruidas, conforman el panorama de lo que antes era una de las avenidas más fértiles en actividad económica.

Los propietarios de otros comercios a los alrededores comentaron que todos los locales siempre estaban llenos y que había mucha actividad turística, incluso era un desafío encontrar estacionamiento.

Lo que había

• Consulado

• Hoteles

• Comercios de copias

• Locales de fotografía

• Negocios de análisis clínicos

• Tiendas de conveniencia

• Restaurantes y comedores

[email protected]



comentarios





también te puede interesar