Local

'Perdón y olvido, sólo hasta hallar a desaparecidos y que se investigue a culpables'

Martin Orquiz/
El Diario de Juárez | Jueves 09 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

 /

Ciudad Juárez—Habrá olvido y perdón, como expone el presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador, hasta que se investigue dónde están las personas desaparecidas o sus restos, así como la cadena de complicidades entre el Estado y el crimen organizado que generó el fenómeno gigante de la violencia en el país y en especial en Ciudad Juárez.

David Barrios Rodríguez, investigador de geopolítica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que se trata de un proceso muy problemático.

“Son un montón de cosas que no se pueden resolver poniéndole un punto final con esto del perdón, sus vidas ya están absolutamente marcadas por la experiencia de la desaparición, del asesinato, de la violencia en sus múltiples expresiones. No se les puede decir que de la noche a la mañana todo va a ser distinto”, explicó.

No hay certeza ni indagaciones concluyentes

Por un lado, continuó, todavía hay muchos casos de personas desaparecidas; además, cuando se han entregado restos a madres de víctimas de feminicidio, nunca han tenido la certeza absoluta de que se trate de sus familiares.

Es medular, dijo, que haya justicia para que haya perdón, pero se está esbozando una estrategia como para poner un punto final, aceptar lo que ya pasó y empezar de nuevo.

Pero, para los familiares de las víctimas, es improbable olvidar y perdonar todo lo que está pendiente.

Por ejemplo, nueve de cada 10 asesinatos cometidos aquí entre 2008 y 2012, lapso en el que se vivió la peor crisis de inseguridad en medio del combate frontal contra el crimen del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, están en la impunidad.

Datos de la Fiscalía General del Estado (FGE) establecen que se contabilizaron 18 mil 658 víctimas en la entidad durante ese período, pero sólo mil 559 casos (8.3 por ciento) fueron llevados a tribunales hasta diciembre del 2017.

En Ciudad Juárez al menos 10 mil 672 personas fueron asesinadas en ese mismo lapso.

Barrios Rodríguez comentó que lograr la paz no sólo tiene que ver con la justicia en abstracto, sino con que se investigue para resolver los delitos.

Deudos quieren conocer las causas del crimen

Los deudos, añadió, quieren saber cómo fue que se generó la trata de personas, los mercados de trabajo sexual, así como las redes mucho más amplias que implican poderosos intereses económicos de los dos lados de la frontera y en otros estados de la república.

Cuando las víctimas increparon a López Obrador, quien dijo que no habría olvido pero sí perdón durante el primer foro Por la Pacificación y Reconciliación Nacional realizado aquí el martes pasado, el presidente electo se salió por la tangente.

“Para quitarse el tema de encima comenzó a hablar de otros temas que también son muy sensibles para la población fronteriza, como la creación de las zonas libres, el incremento al salario mínimo y la reducción del IVA, eso de alguna forma acalló los gritos de compañeras y compañeros porque se produjo un aplauso”, recordó.

Lo que están pidiendo es saber qué pasó

Al final, lo que están esperando las víctimas es un cambio en las soluciones cosméticas del Estado y que haya una construcción de justicia para sus familiares y para ellas mismos.

El investigador recordó que a lo largo de los años, desde la década de los 90, hubo errores o simulaciones que dejaron a las familias en incertidumbre por saber si realmente lo que les entrega el Estado son los restos de sus familiares.

Lo que están pidiendo, dijo, es saber qué pasó, no sólo con sus parientes, sino con el proceso que hizo posible que fueran desaparecidos y abusados sexualmente o torturados.

Consideró que los planteamientos hechos por el equipo de López Obrador, en el sentido de que lo único que quieren las familias es saber qué fue de los restos de sus seres queridos, son errados.

“Me parece que expresarlo en esos términos es un poco riesgoso e irresponsable, porque en muchos casos las familias las están buscando vivas. Dicen que quieren recuperar los restos, dando por hecho que todas ya fueron asesinadas, lo cual no es cierto porque existen redes de trata de personas, de trabajo esclavo que se han ido construyendo en México durante estos años”, comentó.

Bajo esas circunstancias, todavía no se cierra ese proceso para encontrarlos.

Los deudos viven con muchísimo dolor la búsqueda de los ausentes por las omisiones del Estado, los malos tratos por parte de las autoridades, el ninguneo, la burla y todo lo que ha pasado específicamente en Ciudad Juárez, concluyó.

[email protected]

 



comentarios





también te puede interesar