Local

Cuerpo tenía sólo 2 horas donde lo hallaron

Miguel Vargas
El Diario de Juárez | Miércoles 15 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

Marco Tapia/El Diario de Juárez | La casa abandonada hace unos días

Ciudad Juárez— La autopsia practicada al cuerpo del menor David Rafael Santillán Vargas, ‘Rafita’, confirmó que su cadáver fue abandonado dos horas antes de ser encontrado en el terreno baldío, que se encuentra a 300 metros de su domicilio en la colonia Praderas del Pacífico.

No se encontró fauna cadavérica en el sitio de su localización y eso da certeza a la hipótesis, informó el fiscal Zona Norte, Jorge Nava López.

Se presume que se tendrá la identificación del responsable de este homicidio en las próximas horas, anunció.

Informó además que será cateado el domicilio ubicado frente a la casa del niño Rafita, donde los vecinos que la habitaban se mudaron horas antes de que apareciera el cuerpo.

La casa en cuestión está localizada en la calle Bahía de San Carlos y se presume estuvo invadida por una familia de padres jóvenes que tenía niños de la edad de Rafita, de acuerdo con testimonios recogidos en el lugar.

Los ocupantes fueron vistos el domingo pasado cargando algunos muebles, pero dejaron la vivienda con pertenencias dentro y la puerta abierta, además de dos perros que el lunes permanecían resguardando la entrada esperando alimento.

Unas 10 horas después se encontró el cadáver del menor en el terreno por otros vecinos que atestiguaron haber observado una camioneta pickup roja cuyo conductor se bajó y arrojó un bulto en el sitio.

El fiscal Nava informó ayer que 27 personas habían sido declaradas en torno a la investigación del homicidio, entre ellos vecinos y familiares.

Aseguró que sí hubo una búsqueda constante previa del menor por parte de elementos de la Fiscalía y que de ello son testigos sus padres, con quienes se mantuvo comunicación.

Todavía el sábado pasado personal ministerial realizó un rastreo en el terreno donde fue encontrado el cadáver, sostuvo el funcionario, quien de acuerdo con la necropsia de Rafita afirmó que el niño no estuvo en ese predio sino hasta dos horas antes de localizar su cuerpo.

Aclaró que los médicos legistas confirmaron en la autopsia que Rafita no fue objeto de violación sexual y que murió el día de su desaparición, 8 de agosto, de un golpe en la cabeza.

El cadáver del pequeño Rafita fue entregado a sus familiares la noche del pasado lunes tras un reconocimiento oficial. Ayer era velado en una funeraria local en medio del dolor y consternación de la familia.

El Departamento de Atención a Víctimas de la Fiscalía ofreció el costo de los funerales y el soporte necesario a los allegados, incluyendo el psicológico para amortiguar la tragedia, según comentó Nava. (Miguel Vargas / El Diario)

[email protected]



comentarios





notas relacionadas

también te puede interesar