Local

Agoniza el Mercado Juárez

Martin Orquiz/
El Diario de Juárez | Miércoles 12 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

 |

Ciudad Juárez— Luego de sobrevivir a la crisis de violencia que inició en 2008, el aumento en las cifras de homicidios que se vive desde el año pasado generó un nuevo descenso en la afluencia de clientes al Mercado Juárez, reportaron comerciantes.

Gabriel Cázares Elizalde, secretario general de la Unión de Locatarios del lugar, señaló que los vendedores sufrieron una ligera caída en sus ventas al inicio de los 90, cuando Estados Unidos implementó la estrategia “Hold the Line” para frenar la entrada de tráfico humano y de drogas a su territorio.

Otro descenso ocurrió en el 2001, después que el 11 de septiembre se perpetró un ataque terrorista en las Torres Gemelas, pero lo que devastó su modo de vida fue la crisis de inseguridad que comenzó a finales del 2007 y se extendió hasta el 2012.

“Todavía después del 9/11 seguíamos todos los vendedores aquí, pero fue en el 2007 y 2008, cuando la inseguridad se puso fea, cuando comenzaron a irse”, contó.

En la actualidad, agregó, trabajan en el lugar 125 comerciantes, poco más de la mitad que había antes del 2007.

‘Bonanza’ duró hasta los 90

Ayer al mediodía, todo el piso inferior del lugar, ubicado sobre la avenida 16 de Septiembre entre las calles Agustín Melgar y Quintana Roo, lucía imágenes coloridas con productos artesanales mexicanos, acentuadas con figuras y tonos relacionados con la próxima celebración de la Independencia de México.

Los puestos exhibían tazas, platos, rebozos, trajes típicos y decenas de productos, pero nadie los veía, sólo los mercaderes permanecían atentos al movimiento de cualquier posible cliente, algunos barrían los pasillos solitarios y otros limpiaban el polvo de sus puestos.

Sobre la plaza ubicada en el costado oriente del mercado, sólo un restaurante ofrecía servicio, pero no tenía ni un solo cliente.

“Nosotros, en años anteriores, teníamos buenas ventas, sobre todo por el turista extranjero, el anglosajón principalmente, norteamericano, pero nos visitaban también de otros países: italianos, alemanes, chinos, franceses, principalmente los directivos de las maquiladoras”, recuerda Cázares Elizalde.

Los buenos tiempos duraron desde 1960 hasta inicios de los 90, cuando decayó un poco la vente por el cierre de la frontera, luego hasta el 2001 todavía hubo bonanza, dijo.

Desgraciadamente en 2001, añadió, el Gobierno de Estados Unidos comienza a “aventar” alertas para que no vinieran a México, entonces se reduce mucho el flujo de visitantes, comenzaron las líneas en los  puentes y los problemas para los locatarios.

“El visitante que teníamos nosotros era totalmente turista, el 95 por ciento extranjero, muy poco del país, del estado o la ciudad”, mencionó.

La inseguridad fue lo que les dio el impacto más severo, porque a partir del 2007 y 2008 las ventas se fueron en picada porque las visitas decayeron a cero.

Además, a pesar de que los 225 comerciantes que trabajaban ahí sortearon las vicisitudes anteriores y se mantuvieron en el mercado, muchos comenzaron a irse porque duraron semanas sin vender algo.

“Luego del 2001 la venta se comenzó a recuperar un poco, pero en el 2007, cuando hubo mucha inseguridad y violencia, ahí es cuando se va totalmente el turismo extranjero, fue el acabose”, recordó.

Luego del 2013 lograron un nuevo aire, pero a partir del 2017, cuando comenzaron a presentarse más homicidios, regresaron a la debacle.

A pesar de la realidad que enfrentan, los locatarios del Mercado Juárez seguirán en busca de repuntar y mantener su tradición, afirmó Cázares Elizalde, quien no pierde la sonrisa al platicar de la grandeza pasada y de los conflictos presentes. (Martín Orquiz / El Diario)

[email protected]

 



comentarios





también te puede interesar