Local

Dejo una institución fortalecida, dice Duarte

Luz del Carmen Sosa/
El Diario de Juárez | Jueves 11 Octubre 2018 | 00:00:00 hrs

 |

Ciudad Juárez— A unas horas de dejar el cargo como rector de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), Ricardo Duarte Jáquez aseguró dejar una institución fortalecida y con finanzas sanas que este mes cumple 45 años de fundación.

En su autoevaluación dice no alcanzar un 10 perfecto, aunque afirma que fueron seis años de mucho trabajo, tal y como se comprometió ante alumnos y maestros desde que anunció su intención a contender por la Rectoría. 

“Hice un compromiso el 16 de agosto del 2012, cuando fui electo, de dedicar todo mi esfuerzo y capacidad al servicio de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. Me gustaría decir que estoy al 100 por ciento satisfecho, pero creo que sería imposible porque siempre hay áreas qué mejorar, pero los retos que nos planteamos fueron alcanzados”, reflexiona.

En la que fue su oficina por 2 mil 190 días se escucha de fondo música clásica. El espacio será ocupado a partir de hoy por Juan Ignacio Camargo Nassar, quien el pasado 17 de agosto obtuvo 23 votos en una contienda histórica al registrarse 10 aspirantes a la Rectoría Universitaria.

El hasta ayer rector tiene 10 hermanos y uno de ellos es el exgobernador César Horacio Duarte Jaquez, principal objetivo de la cacería que desató el gobernador Javier Corral Jurado por presuntos actos de corrupción y delitos electorales.

“Yo quiero mucho a mis hermanos, a todos”, plantea sin ahondar en los dos años de problemas legales que ha enfrentado la familia Duarte a causa del proceso penal que inició la Fiscalía General del Estado contra el exmandatario.

Corral acompañó ayer Ricardo Duarte al Sexto Informe de Actividades 2017-2018, y a Juan Ignacio Camargo Nassar, quien tomó protesta como rector de la máxima casa de estudios local en una ceremonia oficial realizada ayer a las 17:00 horas en el teatro Víctor Hugo Rascón Banda del Centro Cultural Paso del Norte.

Durante la entrevista, la nostalgia llega a Ricardo Duarte. Aún no tiene definido si regresa a dar clases a partir del próximo semestre o se toma un año sabático para iniciar una investigación docente que dejó pendiente.

Lo que sí sabe es que desea disfrutar su matrimonio y a su nieta de 7 años, que manifiesta una pasión incipiente por el cine.

Duarte dice que no le gusta recordar malos momentos, al contrario, su apuesta siempre fue al optimismo y el trabajo en conjunto.

“Fueron seis años de intenso trabajo, seis años de retos y logramos avances. La institución ha incrementado la matrícula en un 26 por ciento, ya llega a 31 mil 850 estudiantes; casi mil estudiantes en posgrados, la mayoría de los programas de maestrías y posgrados están en el padrón nacional de posgrado de Calidad”, ejemplifica.

“Del 24 al 26 por ciento de los profesores están en el Sistema Nacional de Investigadores, la atención a los estudiantes se ha mejorado, la infraestructura tecnológica la fortalecimos, tanto en sistemas para dar un mejor servicio a través de la Dirección General de Servicios Académicos”, agrega.

Explica que en cuestión del presupuesto han ejercido una disciplina en su gasto al enfrentar una compleja situación presupuestal por los recortes en los subsidios federal y estatal.

“Hubo un recorte fuerte en fondos extraordinarios de 150 a 200 millones que recibía hace 3 ó 4 años la UACJ ahora recibe alrededor de 40 millones. El presupuesto estatal ha sido complejo el cumplimiento del mismo, sin embargo con la disciplina que tenemos en la UACJ hemos logrado finanzas sanas y se redujeron pasivos laborales y fiscales, no hay pasivos financieros y el cumplimiento contractual para el pago de profesores y sus prestaciones está cubierto”, menciona.

De la pensión millonaria para los rectores, dice que es una falacia.

“No existe, yo a partir del 11 de octubre vuelvo a cobrar mi sueldo de catedrático, se reduce hasta un 68 por ciento mi salario como rector y siempre ha sido así”, asegura en la entrevista.

Cuestionado respecto a Ciudad Universitaria, afirma que la decisión fue polémica y ahora es una buena realidad.

“Yo fui crítico en su momento, pero no me correspondía decidir. Ciudad Universitaria se requiere para atender los retos del futuro y ya tiene una infraestructura que no tiene ningún instituto”, refiere.

El ahora exrector dice que se impulsó a los institutos de Juárez y los foráneos, se apoyó la creación de nuevos edificios y estacionamientos que requieren los alumnos.

“Un estudiante aprende lo teórico en las aulas y requiere de laboratorios; si necesita hacer consultas está la biblioteca y las bases de datos de la UACJ. La educación superior debe mantener actualizados los programas académicos y mantener la tecnología adecuada”, menciona. (Luz del Carmen Sosa)

Destaca que la UACJ no incrementa las colegiaturas y el Consejo Universitario autorizó descuentos hasta el 60 por ciento a los deudores y rebajas a los que pagan a tiempo sus inscripciones y hay prórrogas.

“En la UACJ no dejamos a un solo estudiante fuera por falta de pago. Lo recaudado en las cuotas se inyecta nuevamente en proyectos para los alumnos y además otorgamos becas completas; lo prioritario es mantener la oferta educativa de calidad y bajo costo”, asegura.

UACJ 45 años desde su fundación

Durante el sexenio de Duarte:

 

[email protected]



comentarios





notas relacionadas

también te puede interesar