Local

Pagan 92 mdp en intereses por crédito que ni se usa

Itzel Ramírez
El Diario de Juárez | Jueves 06 Diciembre 2018 | 00:00:00 hrs

El Diario / Los peajes pagados por lo automovilistas para pasar a El Paso por el puente Santa Fe, Zaragoza-Ysleta, Guadalupe-Tornillo y Lerdo-Stanton, fueron cedidos al Estado en febrero del 2015

Ciudad Juárez— El Fideicomiso de Puentes Fronterizos tiene sin utilizar casi mil millones de pesos etiquetados para obra pública en Ciudad Juárez, provenientes de un crédito por el que en sólo dos años se han pagado más de 92.8 millones de pesos por intereses, más del diez por ciento de los ingresos del organismo.

En tres años el fideicomiso ha recaudado 837.9 millones de pesos por los cobros de peaje de los cruces peatonales y de vehículos de los puentes Paso del Norte, Zaragoza-Ysleta, Guadalupe-Tornillo y Lerdo-Stanton, más ingresos financieros.



Comprometidos, recursos de puentes hasta el 2040

Debido a que lo recaudado fue puesto en garantía para el pago de dos créditos (de 2 mil millones de pesos en total), los ingresos de los cruces son enviados directamente a Nafinsa, que regresa los recursos al fideicomiso una vez cobradas las obligaciones fiscales.

El 21 de diciembre de 2015, el Fideicomiso de Puentes Fronterizos contrató dos créditos por 2 mil millones de pesos que se destinarían, entre otros rubros, a obra pública en Ciudad Juárez.

De ese monto, 455 millones fueron usados para los gastos generados por el pago de la indemnización a la empresa Promofront por la terminación anticipada de la concesión, de acuerdo con el reporte al mes de septiembre del estado de la deuda del organismo.

El Informe del Ejercicio del Presupuesto de Egresos de 2016 y 2017 reportó que únicamente por intereses de la deuda se han pagado 92.8 millones de pesos.

Se preguntó a Sergio Madero, director del Fideicomiso de Puentes Fronterizos de Chihuahua, cuál era la cantidad erogada por intereses de la deuda en 2018, sin embargo el funcionario no proporcionó el dato.

Ambos créditos tienen como garantía de pago los recursos de los puentes, que están comprometidos en plazos que vencen en el año 2040 (Banobras), con una tasa mensual de interés de TIIE + 274 puntos base; y en el 2045 (Fonadin), con tasa de 7.5 por ciento del valor real sobre UDIS.

Aunque sin ejecutar, otros 600 millones están etiquetados para las obras de infraestructura en los puentes exigidas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de la Federación como condición de la concesión de los cruces a la entidad.

Entre las obras de mantenimiento de los puentes (las exigidas por SCT) que ya se han realizado se encuentra la instalación de los vialetones en el cruce Paso del Norte, por un costo de un millón 591 mil pesos, y la formación de carpeta asfáltica en el puente Lerdo-Stanton por 635 mil pesos.

Los montos pagados, sin embargo, provienen de los remanentes de los peajes de cruce de 2016 y 2017 y no de los créditos solicitados.

Los 600 millones destinados al mantenimiento de los cruces están en proceso de ser cumplidos debido a que los proyectos ejecutivos cuentan ya con la autorización de la SCT, afirmó Madero.

El resto del dinero obtenido por los créditos, cerca de 945 millones de pesos, son los que corresponden a la obra pública de la ciudad y que sin embargo permanecen sin ejercer.

Tanto el préstamo preferente con Banobras (por mil 300 millones de pesos), como el subordinado con Fonadin (700 millones de pesos), serían destinados a “costos asociados a la conclusión de la concesión anterior, gastos de apertura y fondos de reserva, obras de modernización de puentes y proyectos de infraestructura en Ciudad Juárez”.

El contrato de Banobras especifica que el dinero restante de la concesión y de las obras pactadas con SCT debía destinarse “para la ejecución de inversiones públicas productivas consistentes en la realización de proyectos de rehabilitación y/o desarrollo de infraestructura en beneficio de Ciudad Juárez, en asociación con la iniciativa privada, que hayan sido previamente aprobados por el Comité Técnico del Fideicomiso Público, y para cualquier costo o gasto relacionado con dichas inversiones”.

Los términos son muy similares en el caso del contrato con Fonadin.

Madero dijo que la “falta de interés” manifestada por los primeros gestores del organismo (de la administración de César Duarte) causó lentitud en la aplicación de los recursos.

“Los primeros diez meses (del Fideicomiso) sí se observó falta de interés. Incluso hubo retraso en las obras que requería la SCT y existía el riesgo hasta de que quitaran la concesión”, remarcó en entrevista Madero.

Con 27 meses al frente del Fideicomiso, el gobierno de Javier Corral tampoco ha hecho uso de los recursos para obra pública en la ciudad.

La información ofrecida por el Fideicomiso muestra que del dinero recabado de enero de 2016 a la fecha, solamente se han destinado 183 millones de pesos para obra pública (61.2 en 2017 y 121.9 en 2018).

En total han sido autorizadas 32 obras, seis de ellas, detalla el organismo, corresponden al mantenimiento de los puentes.

Las 26 restantes son de pavimentación de obras, que suman 338 mil 764 metros cuadrados. Los recursos provienen de los remanentes de peajes del ejercicio de 2016, precisó Madero. 



[email protected]

 



comentarios





también te puede interesar