Nacional

Refuerzan seguridad en muelles de Quintana Roo

Agencia Reforma | Domingo 11 Marzo 2018 | 00:00:00 hrs


Ciudad de México— Sesenta elementos de la Policía Federal y cuatro binomios caninos se sumaron al reforzamiento de la seguridad de ferris que van de la Isla de Cozumel a Playa del Carmen, en Quintana Roo.


Los perros entrenados en detección de explosivos, armas y drogas viajarán en los barcos turísticos, con la finalidad de dar confianza a los paseantes, informó la corporación.

Los elementos adscritos a la División de Fuerzas Federales centraron ayer la vigilancia al interior de las embarcaciones, en las zonas de carga, salas de espera y puntos de abordaje y descenso, con el apoyo del olfato de los caninos.

El arribo de federales reforzó los patrullajes de la Secretaría de Marina, el Ejército y autoridades locales en la zona, que también mantienen una vigilancia en altamar, zonas hoteleras y restauranteras.

La movilización de elementos de seguridad ocurre a raíz de la explosión de un artefacto de fabricación casera en un ferry de la empresa Barcos Caribe, el 21 de febrero.

A la par de la vigilancia, en Cozumel, autoridades de los tres niveles de gobierno sostuvieron una reunión en la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo) para diseñar estrategias que permitan fortalecer las medidas de seguridad en los muelles del estado con una inversión inicial de 50 millones de pesos. Los asistentes coincidieron en que es necesario modernizar los equipos de seguridad para implementar de forma debida el Código Internacional para la Protección de Buques e Instalaciones Portuarias, denominado Código PBIP que se desprende un convenio con la Organización Marítima Internacional (OMI).

El Código exige a los gobiernos, entre otras actuaciones, recopilar y evaluar información sobre las amenazas a la protección marítima, mantenimiento de protocolos de comunicación para los buques y las instalaciones portuarias, así como planes de protección para el buque y para las instalaciones portuarias.

El programa para los muelles de Quintana Roo contempla detectores de metales, artefactos explosivos, cámaras de mejor calidad y personal civil entrenado en el manejo de crisis. Se adelantó que la instalación de los nuevos equipos arrancará en un lapso de 15 días.

“Queremos que la gente vuelva a retomar la confianza, hay demasiado turismo aquí que va y viene de Cozumel a Playa del Carmen, queremos que la gente sepa que lo que sucedió (con la explosión) es un caso aislado, que está en investigación y que existe la seguridad para todos los turistas, ahora afortunadamente los barcos van llenos”, dijo Marcos Rojas, presidente de la Asociación de Hoteles de Cozumel.

Los viajes de la Isla de Cozumel a Playa de Carmen son efectuados por las empresas Barco México y Ultramar, toda vez que Barcos Caribe suspendió sus actividades, mientras concluyen las indagatorias sobre la explosión.

De acuerdo con los empresarios el que los federales viajen con los perros entrenados en las embarcaciones, dará mayor certidumbre al turismo que utiliza estos traslados en altamar.

El viernes la Embajada de Estados Unidos en México advirtió que continúa la amenaza de seguridad en Playa del Carmen, Quintana Roo, pero aclaró que ésta no está relacionada con los ferris que operan entre esa localidad y Cozumel.

Tanto en su página de internet como en redes sociales, advirtió que revisa las restricciones de viaje a Playa del Carmen para el personal del Gobierno de Estados Unidos, que actualmente tiene prohibido visitar las colonias Centro, Calica, Gonzalo Guerrero, Quintas del Carmen y Villas del Carmen. (Benito Jiménez/Agencia Reforma)





comentarios