Opinión

Tumbar a 'El Peje' el uno de julio, el plan

LA COLUMNA
de El Diario | Martes 12 Junio 2018 | 00:00:00 hrs

El Diario de Juárez |

• Tumbar a ‘El Peje’ el uno de julio, el plan


• Diputada carga de niñero a un abogado

• A Gustavo Madero no lo calientan ni 40 grados

Algunas encuestas aparentemente cuchareadas colocaron el fin de semana al panista Ricardo Anaya Cortés en el tercer lugar de la competencia electoral por la Presidencia de la República. José Antonio Meade fue puesto con uno o dos puntitos en el segundo sitio; López Obrador con 10 arriba de Meade. Menos manipulada y más reconocida, Consulta Mitofsky mantuvo la misma tendencia de otras empresas similares, 37 por ciento AMLO, 20 Ricardo Anaya y 17 Meade Kuribeña.

Con esos números y esos ejercicios toca este martes al tercer y último debate entre los cuatro aspirantes a presidente de la República. Quedaremos tras el encuentro a sólo 10 días de campaña electoral y poco más de 15 para la elección. Nada si hablamos de tendencias bastante definidas.

La intensa estrategia de las encuestas cuchareadas es el último jalón a la cuerda de la percepción ciudadana que pretende colocar en el bando del Revolucionario Institucional a buena parte del ‘poderoso’ sector de los indecisos calculado en un generoso 20 por ciento.

Paralelamente soltó José Antonio Meade al demonio de los golpeadores con el “vulgar ladrón” contra el panista Anaya, tras el último videazo que presumiblemente relaciona a éste de nueva cuenta en 'lavado dinero' con los Barreiro.

La estrategia entonces indica que el PRI moverá cielo, mar y tierra entre el debate de este martes y los días que restan de campaña para bajar al blanquiazul, lograr que avance varios puntos Meade Kuribeña y ocuparse de López Obrador el día de la elección con algún segmento de indecisos a su favor y demostrando que lo suyo es la movilización de su estructura territorial el día de la jornada electoral... como ha sido casi siempre.

Sólo en ese sentido es que no debe darse por muerto al PRI y a su candidato presidencial pero conseguirlo sería una tarea colosal. López Obrador ha trabajado toda esta campaña justo en la movilización territorial. Tendrán los Morenos estructura suficiente el día de la jornada electoral. Es lo que dicen.

A las encuestadoras no les resultaría fácil escudarse en el 20 por ciento de indecisos para justificar un resultado distinto al que han venido pronosticando. Sería su catástrofe.

Sigamos atentos con algunas cucharadas extras de adrenalina a la mano por si hacen falta.

***

Liliana Ibarra, la diputada local panista, se ha presentado en la ciudad de Chihuahua a los eventos del Seminario de Protección a Periodistas con sus inseparables escuderos, una güera espigada y un abogado niñero (literalmente niñero), rompiendo todo protocolo, discreción, y sobre todo, seriedad.

Se acomodan ellos en los principales lugares del auditorio y acaparan el micrófono. Como inocentes colegiales tratan de que los conferencistas les resuelvan sus dudas para legislar, sin molestarse en leer leyes y normas locales y nacionales en la materia.

Incluso un enviado de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el sábado pasado tuvo que ponerle en pantalla el artículo que describe lo que es o debe entenderse por periodista, que está plasmado en la Ley de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos.

Lily y sus acompañantes se quejan de que los periodistas no acuden a sus foros, cuando refleja menos que escaso interés por el tema. Nunca se apareció en las mesas organizadas al respecto por correligionaria y exjefa de bancada, Blanca Gámez.

Ahora trae el interés de la Ley de Protección a Periodistas, pero ni integrante de la comisión es. Impaciente, pregunta, interroga, se desespera, mientras uno de sus asistentes anda de niñero con su hijo, que juega en una tablet a su lado; y estridente e inoportuno (el abogado) discute con las compañeras y compañeros reporteros.

Mundo cruel, diría un viejo verso hecho canción.

***

Irresponsablemente mudas permanecen las autoridades de asambleas municipales, Instituto Estatal (IEE), Instituto Nacional Electoral (INE) y hasta Fiscalía General del Estado con el escandaloso tema de la violencia en contra de candidatos (as) a los distintos cargos de elección popular en Chihuahua.

Increíble en estos tiempos de “modernidad” pero está ocurriendo. Varios candidatos y varios partidos políticos decidieron retirarse de la campaña electoral ya sea por asesinatos, agresiones y por amenazas del crimen organizado.

Hay casos registrados en el municipio de Chihuahua, Ignacio Zaragoza, Gómez Farías, Madera y Balleza. Han quedado los hechos como estadísticas de la violencia registrada contra políticos a lo largo y ancho del país.

En el caso de nuestro estado al menos tres candidatos (as) han sido asesinados y otros han debido retirarse de la contienda por amenazas contra su integridad. Como órganos rectores de la campaña y de la elección, ni el IEE ni el INE han movido un dedo para garantizar la seguridad de quienes fueron amenazados ni tomaron las precauciones mínimas para proteger a quienes hoy están muertos (as).

Han reducido las autoridades electorales y la propia Fiscalía su papel a meros observadores de lo que acontece y a ocultarse de los periodistas para no explicar hechos que jamás debieron suceder pero que ocurren por su apatía, desinterés e importapoquismo.

***

Ahora entendemos por qué la semana pasada Gustavo Madero dio una repasada a varios funcionarios e integrantes de su equipo que fueron reunidos en un cuartel de campaña ubicado en la colonia Mirador de la ciudad de Chihuahua, donde por cierto hubo pocos de los convocados y ni así tuvieron la previsión de conseguir sillas para todos. “Hubieran rentado de alguna cervecera”, no faltó quien gritara el sarcasmo.

Los números levantados por los propios panistas en sus sondeos concluyen que andan algo despegados a favor en el municipio de Chihuahua pero de ahí en fuera es pura calle de la amargura, particularmente Juárez donde la ciudadanía ni en el mundo hace a sus candidatos.

Madero se quejó en esa reunión de que hay poco activismo de los operadores que debieran traer auténticos ejércitos por toda la entidad pero la realidad es que ni a los pocos operadores en calle les abren los chihuahuenses las puertas de sus domicilios. Una verdadera calamidad. Para mayor seña estuvo ahí el secretario de Desarrollo Social, Víctor Quintana, cuyo corazón y alma han regresado completos a Andrés Manuel López Obrador. Así cómo.

Algunos candidatos blanquiazules con mucha fuerza local se salvan, como en Delicias, Camargo y Chihuahua; de ahí en fuera la desolación total, compartida inclusive por el candidato a senador Madero Muñoz.

***

Ahora que político-electoralmente los candidatos del PAN necesitan más eficacia del estado nomás no hay respuesta. Es el caso de las obras en la López Mateos y Río Nilo etc., llevadas a cabo por la Junta Municipal de Agua (JMAS).  Avanzan a paso de tortuga. Ello implica embotellamientos monumentales y corajes de los conductores en horas pico. Salieron muy bien, inclusive antes de los programado en el Juan Pablo II, pero hoy parecen afectados por golpes de calor.

***

De último minuto nos cayó el dato de que Ricardo Anaya tendrá su cierre de campaña electoral en la ciudad de Chihuahua el 16 de junio a las 4:30 de la tarde en el gimnasio universitario Manuel B. Aguirre con capacidad para 8 mil personas.  Ahí cerró también su campaña electoral por la gubernatura Enrique Serrano en el 2016.

@





comentarios