Opinión

A la ofensiva pero sin daños graves

LA COLUMNA
de El Diario | Miércoles 13 Junio 2018 | 00:00:00 hrs

Agencias | Candidatos y conductores del tercer debate

• A la ofensiva pero sin daños graves

• El inesperado golpazo de Ernesto Cordero

• Pies de plomo con tiendas en maquiladoras

• Las mentadas por la publicidad móvil

La sangre no llegó al río. Escarceos, golpes directos, amenazas, ofensiva aguda pero sin un daño estructural evidente en las tendencias que se han venido marcando hasta el momento.

Fueron los temas de educación y pobreza los que provocaron mayores intercambios entre Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y el mismo ‘Bronco’, Jaime Rodríguez.

Desde el Museo del Mundo Maya, en Mérida, al primer campanazo Anaya se quejó de ser “blanco de un ataque brutal”. Amenazó con la creación de una fiscalía anticorrupción “autónoma” para investigar directamente al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, junto al propio candidato tricolor, Meade. Luego se fue contra López Obrador con fotografías señalando a José María Rioboo como contratista “favorito” del tabasqueño. Lo dejó AMLO pasar. Pero si no hubiera sido buen gobernante de la Ciudad de México, no estaría ahí cuatro a uno en las encuestas respondió más adelante López Obrador a Meade que le señaló haber creado apenas un par de centenas de empleos contra más de siete mil alcanzados por sus antecesores.

“Dale un beso”, pidió bromista Jaime Rodríguez a Anaya frente al intercambio que por momentos salió del control del moderador Carlos Puig.

Buena cantidad de pólvora más a lo largo del encuentro pero sin afectación grave para ninguno. Ya veremos hoy durante el día el tamaño del impacto, pero definitivamente perjudicial no fue.

***

Al ‘vulgar ladrón’ lanzado apenas en la víspera del debate presidencial por el enemigo José Antonio Meade llegó el inesperado golpe desde la propia sala familiar, la entraña del partido, la denuncia de Ernesto Cordero ante la Procuraduría General de la República.

Para el candidato presidencial, Ricardo Anaya, es familiar el nombre del senador y expresidente de la Cámara Alta del Congreso de la Unión. Desde que empezó la reyerta con el calderonismo, Cordero quedó convertido en uno de los principales opositores. La única diferencia con otros de su mismo equipo es que permaneció en el PAN.

Ese fue el gran error de Anaya, no haberlo expulsado en tiempo. Entonces la sorpresa no es que mantuviera su estatus como crítico interno sino que apuntalara personalmente la denuncia por lavado de dinero ante la PGR apenas fue filtrado el nuevo video que supuestamente vincula al abanderado presidencial con los ahora célebres Barreiro.

“Nuestro candidato no es una persona honesta, a quien deberían expulsar es a Anaya y no a los panistas honestos”, reaccionó Cordero frente a la advertencia lanzada por el dirigente nacional del PAN y primer anayista del país, Damián Zepeda.

Ahora queda claro que el golpazo fue perfectamente maquiavelado por Cordero y compañía, e indudablemente con la ayudita de los más altos niveles del poder político mexicano donde se cruzan intereses de todos colores y sabores: priistas, morenistas, perredistas, empresarios, panistas, y muchos etc.; ahí donde no quieren a Ricardo Anaya ni en el tercer lugar.

Terrorífico para los afiliados en Por México al Frente...

***

Harto cuidado deberán tener los empresarios De la Vega con su incursión de tiendas en el redituable negocio de la industria maquiladora. Alejandra es secretaria de Innovación y Desarrollo Económico del Gobierno del Estado.

El lunes inauguraron una tienda en el interior de una empresa que tiene un par de miles de empleados. Para arrancar obviamente deben ser conseguidas una batería de permisos de toda índole, algunos de los cuales corresponde otorgarlos nada más y nada menos que al Gobierno estatal.

Luego conoceremos el tamaño del éxito en esta estrategia; de entrada debemos hablar del potencial de negocio que hay en ese terreno con más de 260 plantas en el municipio con alrededor de 280 mil empleados. Requerirían menos o de plano ya no necesitarían los famosos comedores, otro negocio también millonario.

Alejandra estuvo presente en la inauguración del establecimiento en plena mañana del lunes. Las interpretaciones corrieron de inmediato por cientos y los temores de la competencia todavía más.

***

No se ve cómo pueda avanzar una Ley de Protección a Periodistas cuando la atención de los diputados se encuentra en campaña electoral, unos quemando suela y otros llorando la reelección no autorizada desde la veleidad de Palacio de Gobierno.

Tampoco se ve cómo avance, ante la instrucción del campañero Javier Corral, de sacar primero, a como dé lugar, la deficiente y equívoca propuesta de ley publicitaria, que irónicamente hace agua en temporada de sequía, con demasiados hoyos como para ser remendada.

Entre las organizaciones hay consenso –y tal vez sea lo mejor– para que pase la estridencia electoral, antes de acometer una reforma que ni en Palacio ni en la Torre Legislativa entienden, más allá de la foto para presentarse como paladines de la libre expresión y la repartición equitativa del presupuesto público en materia publicitaria.

El pleito dentro del Legislativo, actualmente, es dictaminar las propuestas de ley publicitaria y/o comunicación social de manera conjunta. Son dos, pero entre ellas echan chispas, sin posibilidad de complementación alguna. Ambos proyectos palidecen ante las cientos de hojas que conforman las propuestas de la ley de protección, que hasta flojera han de provocar en los inquilinos del Legislativo, con la angustia del ‘año de hidalgo’. Después del primero de julio muchos de los diputados solo serán legisladores en la nómina, sin ninguna fuerza política. Adiós en octubre.

***

Algunas o muchas mentadas deben llevarse algunos candidatos y candidatas de los(as) que se anuncian en la famosa publicidad móvil de vehículos lentos, estorbosos y bastante peligrosos.

No son ese tipo de estrategias electorales para ciudades como la nuestra, afectada por vialidades saturadas y mal atendidas por los pocos agentes de Tránsito.

Es increíble que a las horas pico circulen los ‘carritos publicitarios’ a vuelta de rueda exhibiendo propuestas de gobierno de quienes buscan distintos espacios de poder público. Es improbable que obtengan resultados positivos ante conductores apurados por llegar a sus lugares de trabajo, escuelas, etc.

@



comentarios





también te puede interesar