Opinión

Video: 'La más chula de Javy' jugó contra la casa

LA COLUMNA
de El Diario | Martes 10 Julio 2018 | 00:00:00 hrs


• ‘La más chula de Javy’ jugó contra la casa

• Chihuahua y Juárez, las vergüenzas del órgano electoral

• Los voceros que no son voceros en Tribunal y más

Ya le agarró ‘idea’ Javier Corral a la subsecretaria de Desarrollo Social en Juárez, Alba Irasema Cardona Trevizo. Todo empezó cuando en un exceso de cursilería y falta de profesionalismo se incluyó ella en una foto subida a redes sociales como “los ángeles de Javy”, o las “más chulas de Javy”, junto con otras dos funcionarias: Judith Soto, subsecretaria de Educación; y Austria Galindo, subsecretaria de Cultura.

El 1 de julio Acción Nacional sufrió una derrota electoral bastante peor que la de 2016. Aquel año por lo menos fueron ganadas algunas diputaciones locales, hoy ni siquiera eso.

Los panistas ubican entre los responsables de semejante fracaso a quienes forman parte del equipo precisamente de Cardona, y en particular a una de sus amigas llamada Catalina Lucero, que inclusive fue descubierta convocando a eventos para el independiente Armando Cabada en Misión de los Lagos.

De todo ello fue informado Corral puntualmente, y se enojó, y pataleó, y regañó, pero no fue más allá. De manera casi literal, dejó solos a los candidatos blanquiazules en esta frontera.

El enojo contra Alba lo demostró Corral una semana antes de las elecciones del 1 de julio en aquel polémico desayuno que presidió el gobernador en Los Bichis, del Campestre Juárez. Acudió con varios de sus funcionarios y candidatos a ver en tele el juego de la Selección Nacional contra Corea del Sur mientras en la ciudad se registraba una masacre y varias ejecuciones más.

En el video que presentamos hoy en la versión digital de La Columna se observa cuando Alba se acerca mimosa y posa para la selfie con todo el protocolo gestual correspondiente mientras le pregunta a Corral si sigue muy enojado con ella. El gobernador le responde sin palabras, toma la foto y adiós; bueno, ni siquiera adiós, simplemente le da la espalda.

Ella supo que el gobernador se había puesto fúrico con el “chistecito” de las “más chulas de Javy” porque junto con Austria y Judith puso en ridículo a la figura institucional del señor mandatario y lo colocaron en una posición personal terriblemente incómoda. También estaba molesto con ella porque despidió sin decir agua va a la coordinadora del Parque Central, Ofelia Mijares, una panista de “toda la vida”.

A ello se sumó la falta de trabajo electoral a que “obliga” toda posición de esa naturaleza, así que no sorprenda en próximos días el nuevo cambio en Desarrollo Social... y otras áreas en las que tampoco hubo trabajo político.

***

No quita Morena el dedo del renglón en la ciudad de Chihuahua. Están seguros los representantes de ese partido que allá hubo un fraude de regular para arriba cometido entre las autoridades electorales y la dirigencia estatal del PAN para beneficiar a la alcaldesa en proceso de reelección, María Eugenia Campos, y varios candidatos a diputados blanquiazules. No saben los de Morena ni por dónde les llegó el golpe, pero quieren saberlo.

Ya conoceremos en los números finales quién es quién entre derrotados y ganadores, igualito que en Juárez en la elección por la Alcaldía. Por lo pronto la gran perdedora es la autoridad municipal de Chihuahua capital igual como en esta frontera. Lentitud atroz y opacidad sospechosa.

Ya no hay duda que han cometido fraude si no por comisión (dato que hasta el momento no ha sido comprobado), sí por omisión y por negligencia plena y probada. Mientras a nivel federal ya fueron entregadas constancias de mayoría a todos los ganadores, a nivel local avanzan a veces a paso de tortuga, en ocasiones a paso de cangrejo.

***

Metido hasta la cocina del mismísimo Tribunal Superior de Justicia (TSJ) estuvo el el Poder Ejecutivo estatal para jalar los hilos del cambio en el área de prensa del Judicial.

Tras la “renuncia” de Óscar Hernández Pérez como vocero del TSJ, fue la mano de Corral la que movió la cuna para sancionar al funcionario y, de paso, dejar bien clarito que eso de la independencia del Poder Judicial del Estado es letra muerta.

Fue un mandadero de Javier Corral (Antonio Pinedo), el instruido para que fuera a “poner orden” al TSJ, donde Hernández cometió una y otra vez el gravísimo error de hacer su trabajo: informar a la prensa de los asuntos públicos del Tribunal; nada más, tampoco nada menos. Fue Rosalba Salcido la ungida por Corral para entrar al quite.

Mientras en el TSJ se hizo la voluntad del góber, en el Consejo de la Judicatura le juegan al teléfono descompuesto.

La encargada de Comunicación Social, Dora Villalobos, es la responsable de atender las solicitudes de la prensa, siempre a condición de que no se le cite como vocera de la Judicatura.

La razón, arguye, es que no está contratada como parte de la estructura de la Judicatura, sino como proveedora del servicio de comunicación.

Tenemos el documento, de carácter oficial, en el que Villalobos aparece como la responsable del área y que además de ser parte de la nómina, tiene una cuenta de correo oficial de la Judicatura, como el resto de la burocracia.

Otro caso de vocero no vocero es el de Alejandro Salmón, a quien funcionarios de la Secretaría de Hacienda, de la Función Pública y General de Gobierno, le echan la bolita para solicitudes de entrevista, datos, comunicados, etcétera.

Salmón, a diferencia de Villalobos, sí supo cómo jugar en la sombra, pues no aparece en ninguna nómina oficial a pesar de tener las funciones de vocero plenipotenciario.



comentarios





también te puede interesar